lunes, abril 14, 2014

Noticias del Frente Ecológico 115

Los desconocidos héroes del ébola



Por: Alberto Eisman*, MUNDO NEGRO, 07 de Abril de 2014

Acabo de leer la crónica de cómo el más reciente brote del virus del ébola se ha extendido ya a varios países de África del Oeste. Una de las historias que aparecen en los rotativos referente a un director de hospital muy querido que ha caído en Guinea luchando con la enfermedad, contagiado por las primeras víctimas de la epidemia de fiebre hemorrágica más conocida por ébola.

Es como un macabro déjà-vu de lo que pasó en Gulu - norte de Uganda - a finales del año 2000, cuando 224 personas murieron de esta enfermedad, entre ellos un puñado de enfermeros y el doctor Matthew Lukwiya, uno de los responsables del hospital católico de Lacor. Esta delicada situación que están viviendo ahora todos los países afectados es una buena ocasión para rememorar a todos aquellos héroes, cuyos nombres – posiblemente por ser africanos –, no son generalmente recordados en los anales del heroísmo mundial. Hoy tengo una historia que no debería caer en el olvido.

Corrían los finales del año 2000 cuando en el hospital de Lacor en Gulu (Norte de Uganda) comenzaron a enfermar simultáneamente varios trabajadores sanitarios, la mayoría de los cuales falleció. El Dr. Lukwiya, superintendente del hospital, estaba en esos momentos en la capital Kampala y fue llamado con urgencia. Enseguida envió a Suráfrica muestras de la sangre de los afectados pero antes de que recibiera los resultados, el doctor ya tenía la certeza de qué se trataba.

Diez y siete personas habían fallecido ya y, junto con la hermana enfermera Maria Disanto, leyeron en una noche el manual que tenían para estas circunstancias y a partir del día siguiente comenzaron a poner en práctica las medidas de aislamiento y cuarentena. Cuando los agentes de la OMS llegaron al lugar, no daban crédito a sus ojos ya que encontraron un sistema con barreras de aislamiento y una estructura sanitaria que, si se hubiera tardado varios días más, hubiera tenido consecuencias nefastas para la población.

Aquí habría que hacer un inciso y señalar que el ébola en sus distintas cepas tiene una virulencia inusitada. Todos los líquidos corporales son un foco de infección, incluso los cadáveres pueden infectar a la población si no son tratados de la manera adecuada. En el marco de una semana, una fiebre galopante comienza a bloquear los órganos internos y para el día 10 de infección, el paciente muere de shock después de desangrarse por todos los orificios corporales. A pesar de que hay ya una vacuna en investigación, al día de hoy no hay cura para esta enfermedad. La única medida es aislar a los casos sospechosos y esperar que puedan salir adelante con tratamientos paliativos.

El Dr. Lukwiya, junto con otro doctor y 15 enfermeros/as (todos voluntarios) comenzaron a cuidar a 70 personas afectadas por el virus aisladas en compartimentos especiales. Los enfermos, a pesar del miedo que suponía entrar en unos habitáculos llenos de plásticos y siendo tratados sólo con personal con máscaras y guantes, hablan de la tranquilidad que él les transmitía, asegurándoles que cuidarían de ellos y harían lo que hiciera falta para su recuperación. Cuando la epidemia comenzaba a remitir, un incidente marcó el destino de ese equipo que con tanta dedicación había estado luchando para salvar el mayor número de enfermos posible.

Un enfermero contagiado por la enfermedad y en los últimos estadios del proceso, agonizaba ya con hemorragias en la nariz y los ojos, cuando tuvo un acceso de locura y comenzó a destrozar todo lo que encontraba, material médico, tubos y camas... intentando salir del la zona de aislamiento. El personal llamó al Dr. Lukwiya quien entró en la estancia protegido con su máscara, gorro de cirugía, guantes y su bata intentando calmarlo.

Por desgracia, en la prisa que requería el caso, no se percató de que no llevaba gafas protectoras. Cuando el paciente finalmente murió una hora después, el Dr. Lukwiya y otros dos sanitarios estaban ya infectados con el virus. Matthew comenzó a sentirse mal una semana después cuando ya las estadísticas indicaban que se estaba venciendo al virus (50% de recuperaciones frente al 10% inicial) Por desgracia, el doctor ya no formaría parte de este porcentaje.

Su mujer estaba en Kampala y, contraviniendo las órdenes de su marido, fue hasta Gulu a visitarlo. Le dieron un traje protector que parecía sacado de una nave espacial. Cuando ella lo vio y a través de la escafandra Mathew vio que lloraba, le conminó a que se controlara, diciendo “si lloras, luego te restregarás la cara y esto hará que sea más fácil que te infectes con el virus”.

Lukwiya supo que se iba y aceptó su destino con una impresionante serenidad, falleciendo el 6 de diciembre del 2000. Fue enterrado debajo de un árbol de mango, dentro del recinto del hospital en el que trabajó durante tantos años y los pocos asistentes a los que se les permitió estar en el entierro, vistieron máscaras, guantes de látex y atuendo protector siguiendo el protocolo que el mismo Lukwiya había establecido.

El heroísmo de este personaje no sólo se debe a la manera como llevó hasta las últimas consecuencias su sentido del deber, sino también porque su historia personal estuvo marcada por su determinación de dedicarse a los más abandonados de su región natal.

Lukwiya obtuvo notas máximas, becas y premios de estudio en la escuela de medicina tropical de Liverpool. Podría haber tenido acceso a cualquier carrera brillante fuera de su país, lo mismo que el 70% de los médicos ugandeses que emigran a Suráfrica, Europa y Oriente Medio, pero él rehusó incluso un atractivo puesto académico en Liverpool y decidió establecerse en un simple hospital del norte de Uganda, un hospital del cual llegó a ser superintendente y bajo cuya administración se triplicó el número de pacientes atendidos. La medicina nunca fue para él un medio para enriquecerse. Murió como había vivido, sabiendo que tenía que estar en la línea de fuego y desdeñando su seguridad personal para asistir a quien más lo necesitaba. Si hubiera un cuadro de honor de las vidas ejemplares africanas, el Dr. Mathew Lukwiya y parte de su equipo sanitario ocuparían sin duda la primera fila.

Alberto Eisman

Alberto Eisman Jaén, 1966. Licenciado en Teología (Innsbruck, Austria) y Master Universitario en Políticas de Desarrollo (Universidad País Vasco). Lleva en África desde 1996: Egipto, Sudán y Kenia. Director de Radio Wa en Uganda. –

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).

jueves, abril 10, 2014

Noticias del Frente Historiográfico 155

Un genocidio que duró mucho más de 100 días



Por: JCR, En clave de AFRICA, 08 04 14

No me resulta fácil escribir sobre el 20 aniversario del genocidio de Ruanda, que se conmemora durante esta semana. Suelo tener una cierta aprensión a abordar temas de los que todo el mundo habla en abundancia, sobre todo por miedo a repetir lo que ya dicen otros, pero pienso que pasar por alto esta ocasión en un blog africano sería una injusticia con nuestros lectores. Visité Ruanda algo más de una semana a finales de 2007, pero mi experiencia en este país va más allá de los pocos días que pude pasar allí. Mi primera experiencia de trabajo en la vecina Uganda, a mediados de los años 80, fue con refugiados ruandeses tutsis, y en años más recientes –viviendo en Goma, en el Este del Congo- he presenciado algo de las reverberaciones que el post-conflicto ruandés ha provocado en la región. Aquí les ofrezco algunas de las cosas que pienso al respecto.

1. Aunque se suele hablar del “genocidio contra los tutsis”, personalmente prefiero referirme a este tema como “el genocidio ruandés”, ya que no murieron sólo personas de etnia tutsi, sino también muchos hutus que se negaron a matar a sus vecinos o que eran conocidos por sus posiciones en favor de resolver el conflicto por medio del diálogo.

Además, las matanzas que se cobraron alrededor de 800.000 vidas durante cien días, entre abril y principios de julio de 1994, fueron un capítulo –el más cruel y espantoso, eso sí- de una violencia más amplia que comenzó cuatro años atrás, cuando el Frente Patriótico Ruandés (formado por miles de soldados del ejército de Uganda) atacó Ruanda el 1 de octubre de 1990 y que continuó mucho después. El RPF mató a miles de civiles, sobre todo hutu, en las zonas que controló antes del asalto final a Kigali, y continuó matando a decenas de miles de campesinos hutu que no huyeron a la vecina República Democrática del Congo (entonces llamado Zaire) en meses e incluso en años sucesivos. Añadamos a esto que desde que el RPF invadió el vecino Congo en 1996, el ejército del nuevo régimen de Ruanda cometió en el país vecino “actos de genocidio”, según calificación de un informe de Naciones Unidas publicado en 2011 (llamado “Mapping Exercise”). Las agresiones de Kigali contra su vecino congoleño han continuado en años recientes con el apoyo directo y descarado a milicias tutsis congoleñas como el CNDP y, más recientemente, el M23, muchos de cuyos guerrilleros, por cierto, se mueven hoy como Pedro por su casa por Uganda y que podrían volver a realizar nuevos ataques en el Congo.

2. La parte de este genocidio que el régimen de Kigali reconoce como la única que tiene derecho a ser recordada, la cometida contra los tutsis, tuvo detrás una ideología y una organización que hicieron posible que se desarrollara de forma tan sistemática y con increíble crueldad. Primero se empezó por intoxicar a la población afirmando que una parte de los ruandeses (los tutsis) eran extranjeros. Es bien conocida la teoría que afirma que la minoría tutsi procedía de Etiopía y que invadió el país, cuyos habitantes originales serían supuestamente los hutus. Una de los mitos que se repiten más hasta la saciedad en muchos lugares de África es el que afirma que todos los males de cualquier país vienen de fuera, y fueron traídos por invasores. Una vez colgado este sambenito en el cuello de los tutsis, sólo faltaba dar el último paso: decir que no son seres humanos (recordemos que los genocidas se referían a ellos como “cucarachas”) y que la solución final a todos los males de Ruanda era la eliminación física de todos ellos. Sería necesario que aprendiéramos las lecciones pertinentes, porque este mismo proceso diabólico se repite en otros lugares del mundo. Yo mismo he escuchado decir lo mismo a infinidad de personas de la República Centroafricana sobre los musulmanes (“han venido de fuera, son seres perversos, la única solución es eliminarlos…”), muchos de los cuales han sido masacrados de forma cruel durante los últimos meses.

3. En Ruanda, aunque no se puede negar que hay casos ejemplares de reconciliación, no se podrá nunca pasar página de forma definitiva mientras todos los ruandeses no tengan la libertad de contar sus historias sin ningún tipo de miedo y mientras no comparezcan ante la justicia los autores de todos los crímenes. Ni el Tribunal Internacional para Ruanda ni los tribunales populares conocidos como gacaca (clausurados en 2012) examinaron nunca un solo caso de crímenes cometidos por los actuales dirigentes contra miembros de la mayoría hutu. En el país solo hay memoriales públicos de las personas masacradas por una parte, pero no por la otra. Durante mi estancia en el país pude entrevistar a bastantes personas que me contaron con pelos y señales cómo el Frente Patriótico mató fríamente a muchos de sus familiares, que no tienen derecho a un reconocimiento, ni por supuesto los que han sobrevivido pueden pedir ningún tipo de compensación o de beneficio. Los miembros de la etnia mayoritaria hutu, sobre todo los que huyeron al Congo o a otros países vecinos para escapar de las represalias del nuevo régimen, han sido acusadas en bloque de ser todos ellos genocidas. En condiciones tales, hablar de reconciliación cuando lo que reina es el silencio y el miedo a sacar a flote toda la verdad es algo bastante ficticio.

4. No podemos olvidar que entre las víctimas de estas violencias ciegas que azotaron Ruanda y Congo a partir de 1994 hay nueve españoles, cooperantes y misioneros, que fueron asesinados por el Frente Patriótico. Uno de ellos, con quien mantuve una buena amistad personal, el padre Joaquim Vallmajó (que se negó a ser evacuado por los cascos azules), fue torturado y asesinado por los milicianos de Kagame el 26 de abril de 1994 en Byumba, en el Norte de Ruanda, tras haber denunciado una matanza contra 2.500 campesinos hutus en un estadio. En 2008, el juez de la Audiencia Nacional Francisco Andreu, basándose en el principio de la justicia universal, dictó órdenes de arresto contra 40 altos cargos del actual gobierno y ejército de Ruanda por su presunto papel en estos y otros asesinatos en Ruanda y en Congo. Resulta indignante constatar que, ahora que el gobierno del Partido Popular, en España, ha eliminado que se pueda investigar casos judiciales basándose en este principio de universalidad de la justicia, ninguno de estos casos podrá ser resuelto con la justicia que se merecen.

5. Del capítulo vergonzoso de una comunidad internacional que abandonó a cientos de miles de víctimas masacradas durante aquellos meses de 1994 no se han extraído aún las lecciones necesarias, y por desgracia se han vuelto a producir numerosos casos de matanzas a gran escala ante la pasividad o la acción insuficiente de instancias internacionales que tenían el deber de actuar antes de que fuera demasiado tarde. Uno de los casos más evidentes ha sido el de la Unión Europea, que a primeros de febrero de este año se comprometió a enviar una fuerza de intervención para apoyar a los soldados franceses y de la Unión Africana para detener las matanzas en la República Centroafricana, y que después dejó en suspenso la decisión para ahora decir que tal vez estén operativos a finales de mayo. Primero dijeron que enviarían a mil soldados, después hablaron de 800 y cuando llegue el momento es posible que sólo sean 600. Si es que alguna vez llegan. Mientras tanto, en Centroáfrica –como en Ruanda hace ahora 20 años- se sigue matando a diario a personas (aunque sea a una escala menor) por razón de su etnia o su religión. Al mismo tiempo que es justo reconocer que la intervención de las tropas francesas y de la Unión Africana han evitado males mayores, también es cierto que la comunidad internacional podría hacer hecho mucho más, sobre todo si hubiera intervenido antes.

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).

miércoles, abril 09, 2014

Noticias del Frente Multicolor 137

foro ideal 'salud y tercera edad'
“Envejecer es como escalar una montaña; mientras se asciende las fuerzas menguan pero la mirada se hace más libre y serena”. (Ingmar Bergman)

Hay que ver la vejez como una etapa de crecimiento y no como una de declive”




Por: M. MARTÍN ROMERO, GRANADA, Ideal, 09 04 14

Javier García Monlleó es un geriatra del Hospital Universitario de San Rafael (Granada, España), volcado en su profesión. Un médico que vive a fondo su trabajo, ex director del centro, y hoy entregado a la medicina. Es ponente en el Foro de IDEAL sobre 'Salud y tercera edad' que se celebra mañana jueves en la sede central de Caja Rural.

-¿La vejez de hoy es distinta a la vejez de hace unos años?

-Hasta hace pocos años la vejez era víctima de una cruel marginación, amenazada por la soledad y la miseria. Muchas veces se pretende ignorar esta situación. Y no era infrecuente asociar la vejez con la enfermedad, pero lo que en un principio se consideraba al envejecimiento en términos de deterioro y degradación con aspectos claramente negativos, hoy en día, esos planteamientos han quedado obsoletos.

-Entonces ¿Vejez ya no es sinónimo de enfermedad ni de dependencia?
-Con su lucidez y su valentía proverbiales, Simone de Beauvoir encaró éste problema cada vez más acuciante en la sociedad contemporánea: la vejez. Su libro nos llevó a reflexionar y a admitir que tienen las mismas necesidades, los mismos derechos que los demás. Aparece de esta manera, un nuevo concepto de envejecimiento asentado en la magnífica calidad de vida que presentan muchas personas mayores. Esto es debido, en gran parte, a los avances de la medicina, el mayor nivel cultural de la población y al espectacular cambio de la esperanza de vida, es decir, el promedio de tiempo que podemos esperar vivir, que ha aumentado de forma considerable. Por tanto, la conceptualización actual del envejecimiento no se entiende como un proceso involutivo, con regresión a estadios anteriores, sino como una evolución asociándolo a un período de crecimiento y desarrollo, y priorizando la experiencia de la persona mayor. Y aunque el proceso de envejecimiento conlleva cambios fisiológicos, psicológicos y sociales, esto no significa que la vejez sea sinónimo de enfermedad y dependencia.

-¿Qué enfermedades amenazan hoy a los mayores?
-El proceso de la vejez determina algunos cambios físicos y psicológicos en los individuos, por lo que es muy común que se presenten con más regularidad diversas enfermedades como las crónico-degenerativas. Algunas de las enfermedades más comunes que sufren las personas mayores son: Artrosis, Cataratas, Demencias: Alzheimer, Parkinson, y lo que los geriatras denominamos los Grandes Síndromes Geriátricos: inmovilidad, úlceras, inestabilidad y caídas, incontinencia urinaria y fecal, demencia y síndrome confusional agudo, infecciones, desnutrición, alteraciones en vista y oído, estreñimiento, insomnio: depresión, polimedicación e iatrogenia, etc.

- ¿Qué puede hacer una persona de edad para disfrutar la vejez?
-En esta etapa de la vida es bueno pensar en ayudar a otros o en ser parte de una organización o voluntariado, podemos ser más felices si pensamos en ayudar a los demás. Procurar todo aquello que lo haga sentirse cómodo con las vivencias por las que está pasando. Es bueno contar la propia historia de vida y sus experiencias. No olvidar las habilidades aprendidas durante toda la vida, todo aquello que antes les gustaba, como oír música, cocinar, leer, caminar, cantar, entre otras actividades y que por falta de tiempo no se han podido realizar. Es necesario ver el envejecimiento como una etapa de crecimiento y no como una etapa de declive. Las sensaciones de tristeza resultarán peor para afrontar las posibles enfermedades. Así pues, a la vejez hay que llegar sin miedos, pero conscientes de los cambios naturales por los que pasa el organismo.

-¿Hay suficientes geriatras para atender a la población de personas mayores?
-Los cambios que ocurren normalmente con la edad, modifican la forma de presentación de algunas enfermedades y métodos terapéuticos. Existen algunos aspectos distintos y propios de la senectud que tanto las personas que tienen a su cargo el cuidado de ancianos como los médicos que realizan su atención, deben conocer y por tanto estar formados en estas peculiaridades de la vejez. Las caídas, por ejemplo, pueden ser la expresión inicial de una enfermedad neurológica o cardíaca y no de un simple accidente. La geriatría y la gerontología es la rama de la medicina que se dedica a la atención de los ancianos, ya sea para revisiones periódicas o durante cualquier enfermedad.

Avances y calidad de vida

-¿Qué avances en geriatría considera relevantes en estos últimos tiempos?

-Existe unanimidad en aceptar que una de las características más relevantes del último siglo ha sido, sin duda, la relativa al envejecimiento poblacional. Se trata de un fenómeno continuado, espectacular en su complejidad, que se va a mantener durante el siglo actual, que es universal en su distribución geográfica, y cuyas consecuencias se vienen manifestando y lo van a hacer cada vez en mayor medida a muy diferentes niveles.

La vejez es una etapa más de la vida que requiere de atención especial, de esto se encarga la geriatría, de ver los problemas de las personas mayores y con los avances de la ciencia y la tecnología médica, no solamente se ha logrado mejorar la calidad de vida de la mayoría de las personas, sino también identificar y controlar enfermedades que antes eran mortales en edades tempranas y por supuesto en la población anciana inexorablemente. El papel de la geriatría consiste en tratar de prevenir o minimizar la pérdida de independencia para las actividades de la vida diaria, muy especialmente en relación a los ancianos más frágiles que padecen una o varias enfermedades.

Un aspecto importante de la geriatría es que una persona puede ser atendida de forma multidisciplinar (geriatras, enfermeras, psicólogos, fisioterapeutas, trabajador social, etc.) por nuestra metodología de trabajar en equipo y de realizar una valoración geriátrica integral que aborde no solamente los problemas clínicos o médicos, sino también los aspectos funcionales, mentales y sociales, que nos permite trazar un plan de actuación y muchas veces evita confusión en medicamentos, tratamientos, alimentación y otros aspectos importantes para el cuidado de la salud integral.

Recetas para envejecer
-¿Hay que saber envejecer? ¿Qué pasos debemos seguir para envejecer con calidad de vida?
-Para favorecer el envejecimiento saludable es necesario mantener y cuidar la salud, sin hábitos tóxicos (tabaco, alcohol), haciendo ejercicio físico, realizar una dieta adecuada, etc., y al mismo tiempo mantener ágil la actividad mental, no sólo a través de las actividades más cotidianas sino realizando programas de entrenamiento cognitivo para personas mayores.

El envejecimiento activo pretende mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen, favoreciendo sus oportunidades de desarrollo para una vida saludable, participativa y segura. El envejecimiento activo significa dar a las personas mayores, la posibilidad de participar plenamente en la sociedad. Permitirles contribuir activamente a través del voluntariado y de programas intergeneracionales y facilitarles vivir con independencia adaptando la vivienda, las infraestructuras, la tecnología, el transporte, etc.

-Si el colectivo de personas mayores es un tercio de la población ¿Por qué hay tan pocos geriatras en los centros sanitarios?
-De acuerdo a las estadísticas poblacionales, cada año va creciendo el número de personas mayores de 65 años lo que requeriría en muchos casos una atención especializada en geriatría. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, se prevé que el envejecimiento de la población continúe en ascenso con una aceleración a partir de 2025 llegando a los 15 millones de personas mayores de 65 años en España, es decir, el 32% de la población. Esta nueva situación de población envejecida supondrá un gran reto debido a las nuevas demandas que ello conllevará. Concretamente en nuestra Comunidad, donde no existe actualmente la formación en Geriatría ni está contemplada en la Cartera de Servicios de nuestro Sistema de Salud Público, nos explícita el Estatuto de Autonomía para Andalucía, en su Artículo 22 referente a los derechos en Salud, en la letra k): Recibir asistencia geriátrica especializada. En estos momentos, son médicos de Atención Primaria y otros Especialistas los que atienden a los ancianos, pero esta situación no es la ideal según la experiencia y como se ha evidenciado en otros países y Comunidades de nuestro entorno.

-¿Cual es el secreto de la longevidad?
-Lo más importante es darle vida a los años, no años a la vida, jubilarse del trabajo no es jubilarse de la vida; decía Ingmar Bergman que: «Envejecer es como escalar una montaña, mientras se asciende las fuerzas menguan pero la mirada se hace más libre y serena». Saber envejecer depende de infinidad de factores, no sólo de la herencia biológica. Pero una máxima de sentido común prima sobre cualquier otra: para envejecer saludablemente hay que vivir saludablemente. Y saber adaptarse y sacar partido a esta etapa de la vida. Prevenir el deterioro físico y psíquico que conlleva el paso del tiempo, conseguir dar calidad de vida al paso de los años es, sin duda, el objetivo fundamental.

Más medios y recursos
-¿Qué retos tiene la sociedad española con las personas mayores?
-La creciente longevidad en los países en desarrollo está produciendo un aumento importante de la prevalencia de las enfermedades crónicas (cardiovasculares, demencias, ictus, etc.) y de la discapacidad relacionada con ellas, a menos que mediante medidas preventivas se logre compensar las tendencias demográficas, al crecer la población anciana, los problemas de salud de las personas de edad, tendrán mayor importancia desde los puntos de vista médico, social y económico, sin estar nuestra sociedad preparada para abordar y dar respuesta correcta a estas necesidades y demandas que nos hacen las personas de mayor edad, por ello opino que los poderes políticos y responsables de la gestión y planificación sanitaria tendrían que facilitar los medios y recursos para que se puedan llevar a cabo esta respuesta a las necesidades planteadas, cuestión que en los tiempos actuales está bastante deficiente.

******

La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).

martes, abril 08, 2014

Noticias del Frente Sensorial 111

Reintegrarse en el espacio y en el tiempo






Por: Leonardo Boff, teólogo y escritor

04 04 14

Desde los años 70 del pasado siglo, quedó claro para gran parte de la comunidad científica que la Tierra no es solamente un planeta sobre el cual existe vida. La Tierra se presenta con tal balance de elementos, de temperatura, de composición química de la atmósfera y del mar que solamente un organismo vivo puede hacer lo que hace ella. La Tierra no contiene simplemente vida. La Tierra está viva, es un superorganismo viviente, denominado por los andinos Pachamama y por los modernos Gaia, el nombre griego para la Tierra viva.

La especie humana representa la capacidad de Gaia de tener un pensamiento reflejo y una conciencia sintetizadora y amorosa. Nosotros los humanos, hombres y mujeres, damos la posibilidad a la Tierra de apreciar su lujuriante belleza, contemplar su intrincada complejidad y descubrir espiritualmente el Misterio que la penetra.

Lo que los seres humanos son en relación a la Tierra lo es la Tierra en relación al cosmos por nosotros conocido. El cosmos no es un objeto sobre el cual descubrimos la vida. El cosmos es, según muchos cosmólogos contemporáneos, (Goswami, Swimme y otros) un sujeto viviente que se encuentra en un proceso permanente de génesis. Caminó 13,7 miles de millones de años, se enrolló sobre sí mismo y maduró de tal forma que en un rincón suyo, en la Vía Láctea, en el sistema solar, en el planeta Tierra emergió la conciencia refleja de sí mismo, de dónde viene, hacia donde va y cuál es la Energía poderosa que sustenta todo.

Cuando un ecoagrónomo estudia la composición química de un suelo es la propia Tierra la que se estudia a sí misma. Cuando un astrónomo dirige el telescopio hacia las estrellas, es el propio universo el que se mira a sí mismo.

El cambio que esta lectura debe producir en las mentalidades y en las instituciones solo es comparable con el que se realizó en el siglo XVI al comprobar que la Tierra era redonda y giraba alrededor del sol. Especialmente la consideración de que las cosas todavía no están terminadas, están continuamente naciendo, abiertas a nuevas formas de autorrealización. Consecuentemente la verdad se da en una referencia abierta y no en un código cerrado y establecido. Sólo está en la verdad quien camina con el proceso de manifestación de la verdad.

Importa, antes de nada, realizar la reintegración del tiempo. Nosotros no tenemos la edad que se cuenta a partir del día de nuestro nacimiento. Tenemos la edad del cosmos. Comenzamos a nacer hace 13,7 miles de millones de años cuando empezaron a organizarse todas aquellas energías y materiales que entran en la formación de nuestro cuerpo y de nuestra psique. Cuando eso maduró, entonces nacimos de verdad y abiertos siempre a otros perfeccionamientos futuros.

Si sintetizamos el reloj cósmico de 13,7 miles de millones de años en el espacio de un año solar, como lo hizo ingeniosamente Carl Sagan en su libro Los Dragones del Edén (N. York 1977, 14-16), y queriendo solo destacar algunas fechas que nos interesan, tendríamos el cuadro siguiente:

El 1 de enero ocurrió el big bang. El 1 de mayo la aparición de la Vía Láctea. El 9 de septiembre, el origen del sistema solar. El 14 de septiembre, la formación de la Tierra. El 25 de septiembre, el origen de la vida. El 30 de diciembre, la aparición de los primeros homínidos, abuelos antepasados de los humanos. El 31 de diciembre irrumpieron los primeros hombres y mujeres. Los últimos 10 segundos del 31 de diciembre inauguraron la historia del homo sapiens/demens del cual descendemos directamente. El nacimiento de Cristo habría sido precisamente a las 23 horas 59 minutos y 56 segundos. El mundo moderno habría surgido en el segundo 58 del último minuto del año. ¿Y nosotros individualmente? En la última fracción de segundo antes de completar media noche.

En otras palabras, hace solamente 24 horas que el universo y la Tierra tienen conciencia refleja de sí mismos. Si Dios dijese a un ángel: "busque en el espacio e identifique en el tiempo a Denise o a Edson o a Silvia", con toda seguridad no lo conseguiría porque ellos son menos que un grano de arena vagando en el vacío interestelar y empezaron a existir hace menos de un segundo. Pero Dios sí, porque Él escucha el latir del corazón de cada uno de sus hijos e hijas, porque en ellos el universo converge en autoconciencia, en amorización y en celebración.

Una pedagogía adecuada a la nueva cosmología nos debería introducir en estas dimensiones que nos evocan lo sagrado del universo y el milagro de nuestra propia existencia. Y eso en todo el proceso educativo, desde primaria hasta la universidad

Después, es menester reintegrar el espacio dentro del cual nos encontramos. Mirando la Tierra desde fuera de la Tierra, nos descubrimos como un eslabón de una inmensa cadena de seres celestes. Estamos en una de los 100 mil millones de galaxias, la Vía Láctea. A una distancia de 28 mil años luz de su centro; pertenecemos al sistema solar que es uno entre miles de millones de otras estrellas, en un planeta pequeño pero extremadamente favorecido por factores propicios a la evolución hacia formas cada vez complejas y concientizadas de vida: la Tierra.

En la Tierra nos encontramos en un Continente que se independizó hace cerca de 210 millones de años cuando Pangea (el continente único de la Tierra) se fracturó y adquirió la configuración actual. Estamos en esta ciudad, en esta calle, en esta casa, en este cuarto, y en esta mesa delante del ordenador desde donde me relaciono y me siento ligado a la totalidad de todos los espacios del universo.

Reintegrados en el espacio y en el tiempo nos sentimos como diría Pascal: una nada delante del Todo y un Todo delante de la nada. Y nuestra grandeza reside en saber y celebrar todo eso.

Traducción de Mª José Gavito Milano

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).

lunes, abril 07, 2014

Noticias del Frente Sensorial 110

VER VIDEO

   https://www.facebook.com/video/embed?video_id=137735646386035

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).

viernes, abril 04, 2014

Noticias del Frente Sensorial 109

Metamorfosis con lo nimio...
ONTOLOGÍA DIMINUTA DE LO ADYACENTE

«La existencia no es algo que se deja pensar de lejos: es preciso que nos invada bruscamente». Jean-Paul Sartre.

«¿No sería “la náusea sartreana” el reverso del satori Zen, una suerte de iluminación inversa?». Armando Almánzar-Botello.

Fotograma de la película "Naked Lunch", de David Cronenberg, 
basada en la obra homónima de William S. Burroughs.

Por Armando Almánzar-Botello, miércoles, 2 de abril de 2014
Solitario y sentado ante la mesita de noche, intento esculpir lo indecible que aúlla en mi cuarto silencioso. Es casi la madrugada de un día que desconozco. Algo negro me impide moverme del lugar en que ahora me encuentro. ¿Será el peso agobiante de la nada, las letras turbias de lo inconcebible, la tinta oscura y lúcida que mana del insomnio?

Pero aun así deseo a la criatura monstruosa, el ayuntamiento erótico intenso, innombrable. A diferencia de otros héroes, yo anhelo aquí en lo atroz la comunión de soplos.

Quizá viendo el mundo a través de unos bárbaros ojos no descritos todavía, y palpando lo real por las manos milagrosas de la bestia polimórfica, los signos y los seres lánguidos y fríos no me sean —de un modo tan extraño y nauseabundo—, inoportunos, gratuitos y fugaces.

Me parece voy dejando jirones de mi vida en cada necia cosa que yo palpo, en cada persona insulsa que me aborda por las calles, los teléfonos, las cartas. Me aniquila, sin clemencia, el mirarme sin luz en los espejos colectivos del desastre, paladear cada momento intrascendente que reclama mi cuidado y que me absorbe, como el falso titular de algún periódico y su estúpida lectura en apariencia inaplazable: rotas letras de un poema destruido que sólo dice nada, nada, nada…

Persigo transmutar, con un párrafo brutal de vida intensa —íntimo, feroz, alegre, gozoso y entusiasta—, la prosa sin substancia que circula por los cuerpos, por la carne del mundo taciturno; la triste polvareda del absurdo indigente que me envuelve.

¡Busco monstruos!

Quisiera sentir ahora lo imposible potencial bramando su misterio entre mis manos; abrigar su palpitante concreción de indiferencia; lamerle los contornos a la vulva indescifrable de la nada o al abismo que sostiene la danza sobre el orbe de las férvidas presencias de lo ignoto.
………………………………………………………………………………………………………………………………...................................................
Vuelve lentamente la hormiguita. Había desaparecido por un momento entre los libros y papeles de mi pequeño escritorio. Ahora camina justamente por el borde mismo de mi antebrazo izquierdo. Haciendo pequeños zigzags, como un diminuto Hamlet que dudara del mundo, se detiene, agitando sus minúsculas antenas, cerca de mi mano que reposa inerte sobre la superficie de la mesita de noche. Interrumpo la escritura y la miro con cierta displicente curiosidad; ella también parece mirarme y estudiarme… Un ligero parpadeo, y el bicho se escapa presuroso entre los folios .………………………………………………………………………………………………………………………………...................................................
En este momento, amiga tenebrosa, tú eres la distancia, la insalvable distancia del monstruo y el rumor de lo tremendo… ¡Y yo que intento renovar contigo la naturaleza profunda de mis contactos!

La noche está junto a mí; su baba oscura me rodea por los cuatro costados del insomnio. La noche me clausura con sus miles de ojos y bocas balbucientes. La noche me valora como ente… ¡Soy la noche y su escritura de sombras! Ella me agobia tornando conciente mi peso de angustia. En otras ocasiones, me roba cautelosa el ser y la substancia, y soy así, entonces, la hoja vacía bajo el candil impávido de nadie.

A ratos, la noche me parece tan tierna y sugestiva… tan llena de presencias misteriosas y audibles… pero finalmente retorna con gran vigor el asco… la única potencia que en esos momentos parece ocupar mi cuerpo y la totalidad de mi mente. ¡El asco!

Y entonces, odio la noche con todas mis fuerzas, y aún más cuando me percato de que ella es el fin de otro día y el preludio de un nuevo amanecer, de una alborada que a su vez llegará simplemente para dar lugar a un nuevo atardecer seguido de otra noche… Y yo seré un ojo abierto en ese nuevo amanecer y en esa nueva noche; una oscuridad que dará paso a un nuevo día y a otro nuevo anochecer, hasta que llegue al fin el momento de la definitiva negrura: ¡la de siempre!

Y tú, innombrable criatura, dueles ahora tu verdad espantosa en la distancia… Y sin embargo, prosigues siendo lo recóndito que fluye amargamente por mi carne, tan próximo a mi ser a pesar del gran mutismo de las cosas y del cosmos, cuando bocas taciturnas, derramadas, no dicen a tiempo la palabra justa. ¿Eres acaso la potencia del espacio que congrega y reconcilia en el dolor con su silencio?
………………………………………………………………………………………………………………………………...................................................
Vuelve nuevamente la pequeña hormiga. Esta vez, pienso aplastarla sin miramiento alguno. La imagino completa y minúsculamente despanzurrada y yerta sobre la mesita-escritorio y su manchado tapete verde o sobre la punta de mi dedo índice derecho.

Veo al insignificante insecto afanarse una vez más por la superficie de mi mesa, con movimientos breves, polidireccionales e impredecibles, tal como si trazara una escritura generosa y salvífica, un inaplazable sermón de lo vibrante y epiceno. Agita sus pequeños tentáculos como si quisiera decirme, con una gran urgencia, algo neto y trascendente.

Experimento de súbito el impulso de acercarme indiscreto al pequeño animalejo y contemplarlo cuidadosamente. Abro un cajón del escritorio y tomo de él una vieja pero poderosa lupa que me regaló el azar de los misteriosos mercados de baratijas de la Avenida Duarte.

Con la respiración suspendida me acerco, lente de aumento en ristre, al diminuto animal.

¡Ahora miro acrecentada su compleja, maravillosa y delicada arquitectura, y casi lanzo un grito de asombro y maravillado terror en la noche!

Creo saber el porqué cuando justo en este instante viene a mi conciencia un breve y antiguo poema del japonés Kobayashi Issa: 

Para el mosquito / también la noche es larga, / larga y sola”.
¡Y pensar que la vida tiene formas todavía más pequeñas; que también lo que llamamos inorgánico está vivo de otro modo trepidante y misterioso…!
Me sorprende algo así como la descarga dorada de un rayo inescrutable.
Observo el pequeño corpúsculo móvil de vida nerviosa con patas, pelos y antenas —que por supuesto no es un mosquito sino la hormiga ordinaria de siempre—, y siento con gran humildad, hasta mi oscuro fondo encendido lo siento, que una olvidada cosa inconcebible, ardua y asombrosa en su latir profundo, retorna invulnerable, con lentitud y firmeza, desde su lugar paradójico, secreto y eterno…
En este mismo instante, alguien o algo llama con sigilo a mi puerta…
1973-1983
Santo Domingo, República Dominicana.

Réplica de "Metamorfosis con lo nimio... ONTOLOGÍA DIMINUTA DE LO ADYACENTE" en el Blog Cazador de Agua y en el Blog Tambor de Griot:



ADENDA: «En su libro "El otro proceso de Kafka", Elías Canetti menciona los reales vínculos de Franz Kafka con el Taoísmo chino, a propósito de la valoración compasiva de los animales, principalmente de los más pequeños, tal como se puede observar en ciertas zonas de la obra del gran escritor checo.

Como nos recuerdan Marcel Granet y Mircea Eliade, entre otros investigadores, la relación simbólica que se establecía en la antigua China con la figura del animal como fuente de "beatitud", proviene de tradiciones arcaicas mágico-religiosas y proto-chamánicas, muy elaboradas desde el período de los pueblos cazadores...

En mi texto "Metamorfosis con lo nimio", se nota el impacto de ciertas lecturas taoístas, kafkianas y filosóficas de mi primera juventud, que me llevaron a una valoración de la figura del animal ligeramente distinta al espíritu del "animalismo" occidental de cuño norteamericano...

Indirecta y discretamente, mi breve texto dialoga con "La Náusea", la importante y muy reconocida novela-tesis del gran filósofo, escritor, dramaturgo y ensayista francés, Jean-Paul Sartre, cuyas obras comencé a leer, junto con las de Nietzsche, a mis 15 años y bajo la orientación de mi padre y de mis tíos.

La contraposición SATORI / NÁUSEA METAFÍSICA proviene de mis lecturas y meditaciones posteriores realizadas a finales de los años setenta y que ya incluyen a Heidegger...

En mi modesto texto se pretende insinuar una salida práctico-espiritual al nihilismo pasivo-destructivo del personaje Antoine Roquentin, protagonista de la novela de Sartre».

Armando Almánzar-Botello.

© Armando Almánzar-Botello.

Santo Domingo, República Dominicana.

Noticias del Frente Cibernetico 144

Todos bajo control
No somos inocentes. Cual esclavos voluntarios, y aún sabiendo que nos observan, seguimos dopándonos con droga digital. Sin importarnos que cuanto más crece nuestra adicción más entregamos la vigilancia de nuestras vidas a los nuevos amos de las comunicaciones.




Por: Ignacio Ramonet, Le Monde Diplomatique, 03 04 14

En la película Her (1), que acaba de ganar el Óscar al mejor guión original y cuya acción transcurre en un futuro próximo, el personaje principal, Theodore Twombly (Joaquin Phoenix), adquiere un sistema operativo informático que funciona como un asistente total, plegándose intuitivamente a cualquier requisito o demanda del usuario. Theodore lo elige con voz de mujer y mediante su teléfono inteligente se pasa horas conversando con ella hasta acabar perdidamente enamorado.

La metáfora de Her es evidente. Subraya nuestra creciente adicción respecto al mundo digital, y nuestra inmersión cada vez más profunda en un universo desmaterializado. Pero si citamos aquí este film no es sólo por su moraleja sino porque sus personajes viven, como lo haremos nosotros mañana, en una atmósfera comunicacional aún más hiperconectada. Con alta densidad de phablets, smartphones, tabletas, videojuegos de última generación, pantallas domésticas gigantes y ordenadores dialogantes activados por voz...

La demanda de datos y de vídeos alcanza efectivamente niveles astronómicos. Porque los usuarios están cada vez más enganchados a las redes sociales. Facebook, por ejemplo, ya tiene más de 1.300 millones de usuarios activos en el mundo; Youtube, unos 1.000 millones; Twitter, 750 millones; WhatsApp, 450 millones... (2).

En todo el planeta, los usuarios ya no se conforman con un solo modo de comunicación sino que reclaman el “cuádruple play” [nota de epistheme: recordemos el cuadrafónico de los early 70s) o sea el acceso a Internet, televisión digital, teléfono fijo y móvil.

Y para satisfacer esa insaciable demanda, se necesitan conexiones (de banda ultra-ancha de muy alta velocidad) capaces de aportar los enormes caudales de información, expresados en cientos de megabits por segundo.

Pero ahí surge el problema. Desde el punto de vista técnico, las redes ADSL (3) actuales –que nos permiten recibir Internet de banda ancha en nuestros smartphones, hogares u oficinas– ya están casi saturadas...

¿Qué hacer? La única solución es pasar por las rutas del cable, ya sea coaxial o de fibra óptica. Esta tecnología garantiza una óptima calidad en la transmisión de datos y de vídeos de banda ultra-ancha, y casi no tiene límites de caudal. Estuvo en boga en los años 1980. Pero fue arrinconada porque requiere obras de envergadura de alto coste (hay que cavar y enterrar los cables, y llevarlos hasta el pie de los edificios).

Solo unos cuantos cable-operadores siguieron apostando por su fiabilidad, y construyeron con paciencia una tupida red cablera. La mayoría de los demás prefirieron la técnica ADSL más barata (basta con instalar una red de antenas) pero, como hemos dicho, ya casi saturada. Por eso, en este momento, el movimiento general de las grandes firmas de telecomunicaciones (y también de los especuladores de los fondos de capital riesgo) consiste en buscar a toda costa la fusión con los cable-operadores cuyas “viejas” redes de fibra representan, paradójicamente, el futuro de las autopistas de la comunicación.

Este contexto tecnológico y comercial explica la reciente adquisición, en España, de ONO, el mayor operador local de cable, por la firma británica Vodafone (4) a cambio de 7.200 millones de euros.

Cuarto operador español, ONO dispone de 1,1 millones de líneas móviles y 1,5 millones de líneas fijas, pero, sobre todo, lo que le da valor es su extensa red de cable que alcanza los 7,2 millones de hogares. El 60% del capital de ONO ya estaba en manos de fondos internacionales de capital riesgo sabedores, por las razones que acabamos de explicar, que las firmas gigantes de telecomunicaciones desean adquirir, a cualquier precio, a los cable-operadores.

En todas partes, los fondos buitre están comprando los operadores de cable independientes con el propósito de realizar importantes plusvalías al revenderlos a algún comprador industrial.

Por ejemplo, en España, los tres operadores de cable regionales –Euskaltel, Telecable y R– han sido objeto de adquisiciones especulativas. En 2011, el fondo de capital riesgo estadounidense The Carlyle Group compró el 85% del operador de cable asturiano Telecable.

En 2012, el fondo italiano Investindustrial y el estadounidense Trilantic Capital Parners se hicieron con el 48% del operador vasco Euskatel. Y el mes pasado, el fondo británico CVC Capital Partners (5) adquirió el 30% que le faltaba del operador gallego R (6), al que ahora controla en su totalidad.

A veces las fusiones se hacen en sentido inverso: el cable-operador es quien adquiere una compañía de telecomunicaciones. Acaba de suceder en Francia, donde la principal firma de cable, Numericable (5 millones de empresas u hogares conectados), está tratando de comprar, por casi 12.000 millones de euros, al tercer operador francés de telefonía, SFR, propietario de una red de fibra óptica de 57.000 km...

Otras veces son dos cable-operadores los que deciden unirse. Está sucediendo en Estados Unidos, donde los dos principales cable-operadores, Comcast y Time Warner Cable (TWC), han decidido unificarse (7).

Juntos, estos dos titanes tienen más de 30 millones de abonados a quienes procuran servicios de Internet de banda ancha y de telefonía móvil y fija. Ambas firmas, asociadas, controlan además un tercio de la televisión de pago. Su megafusión se haría bajo la forma de una compra de TWC por Comcast por el colosal precio de 45.000 millones de dólares (36.000 millones de euros). Y el resultado será un mastodonte mediático con una cifra de negocios estimada en cerca de 87.000 millones de dólares (67.000 millones de euros).

Suma astronómica, como la de los demás gigantes de Internet, en particular si la comparamos con la de algunos grupos mediáticos de prensa escrita. Por ejemplo, la cifra de negocios del grupo PRISA, primer grupo de comunicación español, editor del diario El País y con fuerte presencia en Latinoamérica, es de menos de 3.000 millones de euros (8). La del New York Times es inferior a 2.000 millones de euros. La del grupo Le Monde no pasa de 380 millones de euros, y la de The Guardian ni siquiera alcanza los 250 millones de euros.

En términos de potencia financiera, frente a los mastodontes de las telecomunicaciones, la prensa escrita (aún con sus sitios web), pesa poco. Cada vez menos (9). Pero sigue siendo un indispensable factor de alerta y de denuncia. En particular de los abusos que cometen los nuevos gigantes de las telecomunicaciones cuando espían nuestras comunicaciones.

Gracias a las revelaciones de Edward Snowden y de Gleen Greenwald, difundidas por el diario británico The Guardian, hemos conocido que la mayoría de los colosos de Internet fueron –y siguen siendo– cómplices de la National Security Agency (NSA) para la aplicación de su programa ilegal de espionaje masivo de comunicaciones y uso de redes sociales.

No somos inocentes. Cual esclavos voluntarios, y aún sabiendo que nos observan, seguimos dopándonos con droga digital. Sin importarnos que cuanto más crece nuestra adicción más entregamos la vigilancia de nuestras vidas a los nuevos amos de las comunicaciones. ¿Vamos a seguir así? ¿Podemos consentir que estemos todos bajo control?

Notas

(1) Director: Spike Jonze, 2013.

(2) Es interesante anotar, en este contexto, la reciente compra, por Facebook, de WhatsApp, "el servicio de mensajería más popular del mundo" (450 millones de usuarios), por la monumental suma de 19.000 millones de dólares.

(3) ADSL: sigla del inglés Asymmetric Digital Subscriber Line (Línea digital asimétrica de abonado). Es una tecnología de acceso a Internet de banda ancha.

(4) En 2011, Vodafone compró el cable-operador británico Cable&Wireless, y en 2012 adquirió el principal cableoperador alemán Kabel Deutschland.

(5) CVC Capital Partners ya adquirió, en 2010, la empresa helvética Sunrise, segundo operador de telefonía en Suiza, que posee más de 7.500 km de red de fibra óptica.

(6) R Cable y Telecomunicaciones Galicia S. A. ofrece servicios de Internet de banda ancha, televisión, telefonía móvil y fija a cerca de un millón de viviendas y empresas de unas 90 localidades gallegas.

(7) Este proyecto de megafusión aún no tiene el visto bueno de la División Antitrust del Departamento estadounidense de Justicia.

(8) Exactamente de 2.726 millones de euros. PRISA registró, en 2013, una pérdida neta de 649 millones de euros, más del doble que en 2012.

(9) Léase Ignacio Ramonet, La explosión del periodismo, Clave Intelectual, Madrid, 2012.

Fuente: http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial/0000856412872168186811102294251000/editorial/?articulo=07475aa5-a767-45df-8d2d-43b28a21877b

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).

jueves, abril 03, 2014

Noticias del Frente Historiografico 154

Lo que no se está diciendo sobre Ucrania (II)


Vladimir Putin

Por: Vicenç Navarro, Público, 01 04 14

Hace unos días publiqué un artículo Lo que no se está diciendo sobre Ucrania (Público, 18.03.14) en el que alertaba que una nueva Guerra Fría se estaba preparando, y me preocupa que lo que está ocurriendo desde entonces confirma esta preocupación.

Esta nueva Guerra Fría es entre Occidente, liderado por el gobierno federal de EEUU, y Rusia, que sustituye a la Unión Soviética. Rusia es presentada por EEUU y la UE como una fuerza imperialista que, continuadora de la tradición de la Unión Soviética, desea expandirse hacia el Oeste, habiendo mostrado esa vocación ofensiva anexionándose Crimea.

Según esta interpretación, Rusia se ha aprovechado de la crisis ucraniana para anexionarse Crimea. Esta es la versión más común de lo que está ocurriendo. Y forma parte de la demonización del gobierno ruso que, aun no siendo un fenómeno reciente, se ha incrementado (los mayores medios de información estadounidenses cubrieron ya muy negativamente los Juegos Olímpicos de Invierno que tuvieron lugar en el territorio ruso), alcanzando su máxima expresión estos días en la cobertura de la situación en Ucrania y en Crimea que han hecho estos medios. Y esta situación está alcanzando unos niveles preocupantes.

La visita del Presidente Obama a Europa ha reforzado este mensaje de que Rusia es una amenaza. Incluso riñó (y no hay otra manera de decirlo) a la UE por gastarse tan poco –según él- en gasto militar. Lo que Europa debería hacer –acentuó Obama- es lo que hace el gobierno federal de EEUU: gastarse mucho más dinero en defensa.

Conociendo el nivel de docilidad de la UE hacia el gobierno de EEUU, es más que probable que ningún gobierno de la UE le responda, pero es una lástima que no lo hagan, pues debe señalarse al Presidente Obama que el enorme retraso social de EEUU se basa, precisamente, en el excesivo gasto militar de aquel país.

Exigir que la UE se gaste más en defensa quiere decir en la práctica que gaste menos en su Estado del Bienestar y en mejorar el bienestar de la ciudadanía.

Pero antes de responder el argumento de que Rusia es una amenaza para Europa Occidental, quisiera hacer una clarificación de tipo personal.

Fui declarado persona non grata en la Unión Soviética del Presidente Breznev, y mi libro crítico Social Security and Medicine in the USSR fue prohibido en aquel país.

Habiendo mostrado mi simpatía, que continúo teniendo, hacia la Revolución Bolchevique, y habiendo agradecido –como también hizo Winston Churchill– la enorme contribución que el pueblo ruso y el régimen soviético hicieron a la derrota de Hitler, mi espíritu crítico también me forzó a hacer una crítica del sistema dictatorial que aquel país había establecido, en el que los equipos dirigentes del Partido Comunista se habían convertido en la nueva clase que controlaba el Estado y los medios de producción, persuasión e información para beneficio propio, lo cual continúa ocurriendo ahora, siendo esta casta ex comunista la nueva clase capitalista.

No se me puede etiquetar, por lo tanto, como pro ruso o pro soviético. No tengo, pues, ninguna simpatía ni por el régimen soviético ni por el régimen postsoviético, que considero escasamente democrático.

Habiendo dicho esto, tengo que subrayar que en el conflicto actual es Occidente (y muy en particular el gobierno federal de EEUU y el establishment que gobierna la Unión Europea) el que tiene una mayor responsabilidad en lo que está ocurriendo en Ucrania, incluyendo la anexión de Crimea por parte de Rusia.

La incorporación de Crimea a la Federación Rusa es la lógica respuesta a lo que ha estado ocurriendo en las fronteras de Rusia, donde la OTAN ha ido expandiendo continuamente su influencia y bases militares en los países limítrofes, lo que Rusia ha visto, con razón, como una amenaza a su existencia.

Las constantes aseveraciones de que la OTAN no tenía ninguna intención hostil hacia Rusia no eran creíbles. Y el comportamiento de la OTAN así lo atestigua.

Se olvida con excesiva frecuencia que Rusia vivió dos experiencias horribles durante el siglo XX.

Una fue la intervención militar del 1918-1921 en la guerra civil rusa, orientada a deponer la revolución del 1917.

Y la segunda fue durante el periodo 1941-1945 con la invasión nazi, que le costó más de 20 millones de muertos (un coste humano enorme no sufrido por ningún otro país durante la Segunda Guerra Mundial).

El pueblo ruso tiene memoria histórica, y la invasión nazi y la lucha del pueblo ruso en contra del nazismo son parte del imaginario colectivo vivo de aquel país.

La continua expansión de la OTAN hacia el Este ha sido una constante provocación. Y se veía venir que algo ocurriría, pues lo que estaba sucediendo era insostenible.

El movimiento popular en contra del gobierno corrupto de Ucrania no fue en sí la chispa del problema. Lo fue, en cambio, el protagonismo dentro del nuevo gobierno ucraniano de fuerzas políticas herederas de las que lucharon al lado de Hitler frente al Ejército soviético.

Y para más inri, estas fuerzas abolieron la ley que protegía el ruso, ampliamente utilizado en el este del país.

¿No veían los gobiernos de EEUU y de los países miembros de la UE que cada acción era una provocación? En realidad, varios autores predijeron que Rusia respondería, como ha respondido.

Ni que decir tiene que el gobierno ruso dirigido por el Presidente Putin es un régimen que debe denunciarse y criticarse por su componente autoritario, insensible a los derechos humanos, que viola en su legislación derechos sociales, laborales y políticos.

Pero el científico social tiene que intentar ser objetivo.

Y no son sostenibles ni la tesis que demoniza al régimen Putin, presentándolo como la causa de las tensiones en Ucrania, ni aquella otra presente en amplios sectores de las izquierdas, que en su intento de ser ecuánimes indican que la culpa la tienen los dos bandos.

No, la responsabilidad es la del gobierno federal de EEUU y de los gobiernos de la UE. Sería un gran error que la UE siguiera al gobierno federal de EEUU, precisamente en un momento en el que el propio pueblo estadounidense ha mostrado, en su activa movilización en contra de la intervención en Siria, su hartazgo hacia las continuas intervenciones militares del gobierno federal de EEUU, para mayor gloria y beneficio del complejo militar de aquel país.

La Unión Europea no debe seguir los pasos de aquel gobierno.

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).