lunes, junio 11, 2012

Noticias del Frente Multicolor 112







Paulo Freire: Patrono de la Educación Brasilera






Adital, 18.04.12

El Foro-Red Paulo Freire comunica con gran alegría que Paulo Freire es declarado por el Gobierno de Brasil Patrono de la Educación Brasilera, según la Ley Nº 12.612, del 13 de abril de 2012.

Recordemos unos minutos a Paulo Freire a través de su propia palabra:

¿A qué inclusión nos referimos cuando hablamos de excluidos, de oprimidos, de marginados, de pobres?... Los llamados marginados, que no son otros sino los oprimidos, jamás estuvieron fuera de. Siempre estuvieron dentro de. Dentro de la estructura que los transforma en "seres para otro”. Su solución, pues, no está en el hecho de "integrarse”, de "incorporarse'' a esta estructura que los oprime, sino transformarla para que puedan convertirse en "seres para sí”. (Paulo Freire, en Pedagogía del oprimido, pág. 49).

******
“Especular con los alimentos es un crimen universal”


Solidaridad.net

El sociólogo socialista suizo Jean Ziegler sigue dando la batalla a punto de cumplir los 78 años. “Simpatizo con los indignados de las plazas, pero su movimiento no supone aún una insurrección de las conciencias ni una nueva sociedad civil global”. “La especulación sobre los alimentos básicos, aunque sea legal, es un crimen contra la humanidad que los países democráticos deben impedir”.

******
Declaración del Caucus Latinoamericano, Cumbre Mundial de los Pueblos Indígenas






Nueva York, 14 de mayo del 2012.

La Organización de Naciones Unidas ha convocado a una Cumbre Mundial de los Pueblos Indígenas para el año 2014, a propuesta de Bolivia.


Los pueblos indígenas del Abya Yala y del mundo somos herederos de grandes civilizaciones y hemos conquistado con muchos sacrificios el reconocimiento de nuestros derechos en instrumentos jurídicos internacionales. Sin embargo, los Estados no los respetan, lo cual hace necesario que los comités de las Naciones Unidas hagan la debida vigilancia a esos Estados.

Los pueblos indígenas sufrimos múltiples impactos: despojo de nuestros territorios y bienes naturales, desplazamientos forzosos, contaminación ambiental, daños a la salud, violación de nuestros lugares sagrados, imposición de modelos ajenos de desarrollo, desconocimiento de la consulta y consentimiento previo, libre e informado. Además, criminalizan nuestras protestas contra estos atropellos.


‎******
El Vaticano ordena cambios en las religiosas de USA




Por Isabel Gómez-Acebo, 21Rs, 19 04 12

La congregación para la doctrina de la Fe ha ordenado a la mayor organización de religiosas norteamericanas LCWR que modifique sus estatutos, programas y afiliaciones para que sean acordes con las enseñanzas y disciplina de la Iglesia. Incluso para dirigir el cambio ha nombrado a un obispo de Seattle, Peter Sartain, por un periodo de 5 años.

Dentro de las cosas más importantes que Levada pretende cambiar están: el contenido de las conferencias anuales a la asamblea, la disidencia a nivel de congregación sobre las enseñanzas sexuales de la Iglesia y temas de agenda feminista. Por lo visto a Levada le habían llegado cartas de superioras de algunas órdenes pidiendo un cambio sobre la ordenación de las mujeres y el trato a los homosexuales “que las colocaba fuera del pensamiento eclesial y las convertía en mal ejemplo para sus comunidades”. También les echa en cara que no hicieran eco de la carta apostólica de Juan Pablo II, Ordinatio Sacerdotalis, que prohibía la ordenación femenina.


******
Aseadoras y domésticas en extinción

Por Frei Betto, escritor y asesor de movimientos sociales, Adital 31.05.12




Si usted todavía dispone de aseadora, cocinera o/y lavandera, considérese un privilegiado. Se trata de una categoría en extinción. Las políticas sociales del gobierno de Lula, implementadas también por la presidenta Dilma, reducen cada vez más el número de esa clase de trabajadoras que se mantienen en la intimidad de nuestras familias.

Datos del IBGE indican que el Brasil cuenta hoy con 6 millones de trabajadoras domésticas, que mueven unos US$ 17 mil millones al año. Por ser escasas y muy buscadas, entre el 2002 y 2011 la entrada media de dicha categoría creció un 43.5% por encima de la inflación, cuando el promedio de la entrada de las demás categorías subió un 25%.


Sólo un 28% de las domésticas tienen contrato firmado. Reciben un promedio de US$ 203 por mes, lo que equivale al 80% del salario mínimo. Las que no tienen contrato firmado representan el 72% de dichas profesionales y reciben solamente US$ 141 al mes.

Debido a las leyes que condenan el trabajo de los niños hay un progresivo "envejecimiento” de las trabajadoras domésticas. En los últimos años su edad media pasó de 35 a 39 años.

Pero esta categoría se encuentra en extinción. Disminuye la nueva generación capaz de reponer la actual mano de obra doméstica. Incluso en las regiones más pobres del país las niñas tienen ahora acceso a la escolaridad y prefieren otras actividades profesionales.

El número de trabajadoras en la enseñanza media casi se duplicó entre los años 2002 y 2011, pasando del 12.7 al 23.3%. A pesar de esos niveles todavía muy bajos, la proporción de empleadas que han hecho cursos de técnico o superior creció el 85%, saltando del 0.7 al 1.3%. Si la oferta de trabajo es siempre escasa, la demanda de empleadas domésticas aumenta. De ahí el progresivo aumento de sus salarios y de las condiciones obtenidas por las domésticas.

Por ser una actividad prácticamente invisible, atomizada por las condiciones de trabajo, se hace difícil organizar sindicatos o asociaciones de trabajadoras domésticas, lo cual se refleja en la precariedad de sus derechos.

La discriminación tiene su fundamento en la misma Constitución Federal, donde a ellas les es negada la plena ciudadanía. El artículo 7 asegura a todos los trabajadores un total de 34 derechos fundamentales. Mientras tanto, el párrafo único de dicho artículo garantiza a las trabajadoras domésticas apenas 10 de esos derechos. Ellas están excluidas de protecciones básicas como días feriados remunerados, el 13° mes, seguro de desempleo, seguro contra accidentes, horas extras y límite máximo de la jornada de trabajo. Algunos de esos derechos han sido garantizados por la legislación infraconstitucional. Pero, con todo y eso, se da resistencia al proyecto de enmienda constitucional, que propone excluir de la Carta Magna el párrafo discriminatorio. Los opositores a la enmienda alegan que eso vendría a encarecer el trabajo doméstico, argumento similar al de los esclavistas que se oponían a la abolición de la esclavitud.


******
Maternidad y trabajo sexual




Por: Tahira Vargas García, tahiravargas@yahoo.es

“Ser mujer es estar bien en su casa, tener sus hijos y no darle la espalda a sus hijos, no abandonarlos”. “Tener hijos y saber criar los hijos eso es ser mujer”. “La mujer es el ser más importante porque es la que procrea los hijos”.

Estas citas se extraen del capítulo “Cohesión Social” en el estudio “Política Social, Capacidades y Derechos” publicado por la ODH/MEEPYD en el 2010, Vol III p.100.

En este estudio se muestra el estrecho vinculo que existe en comunidades estudiadas entre el “ser mujer” y “ser madre”. Varias mujeres entrevistadas reducen su identidad como mujer a la maternidad y sobre todo a los roles tradicionales de reproducción. Esta identidad de ser mujer desde la perspectiva de la maternidad genera condiciones de sacrificar su esencia y su sentido como personas subsumiéndolo a la maternidad que se convierte en el rol principal.

La maternidad es cultivada en nuestra sociedad como la actividad principal de las mujeres y en muchos casos como su esencia principal. Así desde niñas las mujeres son educadas y criadas para ser madres entendiendo que contradecirlo es negar su identidad como mujeres.

Esta representación cultural de la mujer definida como madre debilita su capacidad de empoderamiento desde su feminidad y la expone a condiciones de riesgo de su integridad física y social.

En una sociedad en la que la mayoría de la población se encuentra excluida de capacidades para ampliar sus libertades con miras a su desarrollo humano las mujeres son las que más sufren inequidad. Sus opciones son muy limitadas. La emigración de la mujer campesina a la ciudad en búsqueda de empleos se reduce a la esfera del empleo doméstico por su baja escolaridad, igual ocurre con la emigración hacia el exterior en la que se expone en muchos casos a ser víctimas de trata, trafico o de explotación sexual comercial.

La explotación sexual comercial de las mujeres es una de las muchas situaciones de explotación que vive cotidianamente desde la niñez y adolescencia, etapas en la que su alta vulnerabilidad como mujer, como niña y como pobre las convierte en sujeto atractivo para las redes de trata y trafico.

Una proporción significativa de mujeres que viven del trabajo sexual fueron víctimas de explotación sexual comercial en su niñez y adolescencia. Se mantienen en el trabajo sexual por diversas razones, una de las cuales es el flujo de ingresos diarios que supera al trabajo doméstico.

La mujer que se inserta en el trabajo sexual lo hace desde diversas formas desde el trabajo sexual informal, esporádico o la dedicación a tiempo completo. En los casos de dedicación a tiempo completo este implica 10 a 12 horas de trabajo en la calle o en negocios que se combina con las labores domésticas y de maternidad.

Son muchas las trabajadoras sexuales que son madres de varios hijos/as y en algunos casos nietos/as. Su actividad económica las convierte en esclavas porque se acuestan a las 3:00 y 4:00 de la madrugada y tienen que levantarse a las 6:00 de la mañana a prepararles desayuno a sus hijos, atenderlos y realizar las labores domésticas tradicionales. Dedicarse a este trabajo implica para ellas una doble, triple o cuádruple jornada en la que la vida es solo dedicación y sacrificio porque su trabajo si bien es “vender placer” no significa para ellas “placer” sino solo sobrevivencia.

Este artículo fue publicado originalmente en el periódico HOY


******
"El racismo y sus articulaciones de género, clase y sexualidad en la colonialidad Latinoamericana y Caribeña"



El curso busca fortalecer la formación en el campo de los estudios de Género, Feministas y de la colonialidad, a través de una perspectiva interdisciplinaria. Se intenta aportar a una indagación y reflexión acerca de la colonialidad de las categorías de raza y género , observando los fundamentos que sustentan y han promovido una ideología racista dominante en la configuración misma de Latinoamérica como región en proceso de construirse a sí misma dentro del ideal moderno euro-norcéntrico y cómo esto también ha comprometido los proyectos de transformación y lucha social, como el feminismo.

El curso ofrece un espacio para la reflexión feminista acerca de la manera en que categorías como clase, etnia, raza, género y (hetero)sexualidad se interrelacionan en la constitución del entramado de poder que construye y oprime los cuerpos feminizados volviendo compleja y múltiple la comprensión y los intentos de respuestas a la subordinación de “las mujeres”.

Objetivos del Curso

-Analizar desde una perspectiva historiográfica la instalación del racismo en la conformación de las sociedades latinoamericanas y sus efectos en la vida de las mujeres.
-Brindar herramientas de análisis que nos permitan explicaciones más adecuadas a los procesos de subordinación de las mujeres latinoamericanas y caribeñas en el contexto actual.
-Contribuir a la elaboración de estrategias para la práctica política feminista que considere la interrelación entre sistemas de opresión que atraviesan a las mujeres latinoamericanas y caribeñas.

Programa completo accesible en: https://docs.google.com/open?id=1uj8u9MNQwEwfcOxrf0UlwWsqwniSlmL-fsPK_rv-yDZUS8QnR7DZ0S9p3S_T

Inicio: 2 de julio. Duración: 10 semanas.
Costo: 200 dólares estadounidenses (posibilidad de becas de hasta el 40% para las 1ras 10 personas que lo soliciten y muestren condiciones de eligibilidad).

Inscripciones abiertas hasta el 26 de julio: http://www.glefas.org/formulario/, glefasgc@gmail.com


******
El Cuerpo




Por Frei Betto, Adital, Cubadebate, 06 06 12

En torno a la fiesta del Corpus Christi es bueno recordar que una línea vertical divide a los seres humanos entre vencedores y vencidos, aliados y enemigos, fieles y herejes. Baja desde la abstracción del lenguaje, consustanciado en ideologías y creencias religiosas, hasta alcanzar su punto más cruel: la segregación de cuerpos
.
“Una rosa es una rosa es una rosa”, declamaba Gertrude Stein. Todos de acuerdo. Sin embargo no hay consenso en que “una persona es una persona es una persona”. Los nazistas les niegan a los judíos el derecho a la vida, igual que hay judíos que se sienten superiores a los árabes, y árabes que asesinan a cristianos que no comulgan con sus creencias, y cristianos que excomulgan espiritualmente a judíos, musulmanes, comunistas, homosexuales y seguidores del candomblé.

Una persona es su cuerpo. Vive al alimentarlo y hace de él expresión de amor y engendra nuevos cuerpos. Muerto el cuerpo, desaparece la persona. Sin embargo llegamos a las puertas del tercer milenio en un mundo dominado por la cultura necrófila de la exaltación de cuerpos deslumbrantes por su fama, belleza y riqueza, y la exclusión de cuerpos condenados por la pobreza.

En el listín telefónico de Santa Mónica, USA, aparece el número de la Fundación Elizabeth Taylor contra el sida. Pero no hay ninguna fundación contra el hambre, siendo que esta mata mucho más que aquella. ¿Por qué el aids moviliza más que el hambre? Porque no hace distinción de clases.
El hambre es un problema de los oprimidos y amenaza a un tercio de la humanidad. Los premiados por la lotería biológica, nacidos en familias que pueden darse el lujo de comer menos para no engordar, son indiferentes a los hambrientos o se dedican a actividades caritativas, con la debida cautela de no cuestionar las causas de la pobreza.

Se clonan cuerpos, pero no la justicia. Carnicerías virtuales, los kioskos de revistas exaltan la exuberancia erótica de los cuerpos, sin que se dé un espacio semejante para las ideas, los valores, las subjetividades, espiritualidades y utopías. Menos librerías, y más gimnasios. Moriremos todos esbeltos y saludables; el cadáver, cual coloso impávido, no tendrá ni celulitis…

La política de las naciones puede ser avalada con justicia por el modo como la economía se las tiene con la concretez de los cuerpos, sin excepción.

En un mundo en el que el refinamiento de los objetos de lujo merece una veneración mucho mayor que el modo en que son tratados millones de hombres y mujeres; en que el valor del dinero se sobrepone al de las vidas humanas; en que las guerras funcionan como motor de prosperidad; es hora de que nos preguntemos cómo es posible que haya cuerpos tan perfumados con mentalidades y prácticas tan hediondas. Y por qué ideas tan nobles y gestos tan hermosos florecieron en los cuerpos asesinados de Jesús, de Gandhi, de Luther King, del Che Guevara y de Chico Mendes.

El límite del cuerpo humano no es la piel, es la Tierra. Somos células de Gaia. Queda por lograr que esta certeza se implante en la conciencia, allí donde el espíritu adquiere densidad y expresión.

******
El imperio de lo totalmente transparente y previsible

Por Armando Almánzar Botello


El anhelo de expulsar totalmente la violencia del territorio de los ordenamientos y procesos humanos; el deseo totalitario de fundar el reino absoluto de la paz libre de todo conflicto; el proyecto de establecer la armonía universal carente de contradicciones, constituye el principio de la peor violencia: la guerra preventiva contra el sujeto, por definición contradictorio y conflictivo, la lucha sinuosa y perversa contra la complejidad indomeñable de lo in(humano), contra el planeta y las poblaciones en su diversidad irreductible y problemática. Esta violencia preventiva opera, explícita o implícitamente, para garantizar la permanencia de un Orden injusto, el imperio de lo totalmente transparente y previsible. El banal e hipócrita integrismo pacifista termina siendo muchas veces el complemento perfecto de la Guerra Genocida que desata el Biopoder contra la inconmensurabilidad de lo múltiple.

© Armando Almánzar Botello. Salomé: Las violencias, los crímenes, las inhumanidades...

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).