viernes, mayo 28, 2010

Noticias del Frente Ancestral 052

Sumilao, Filipinas: una victoria de 1,700 kilometros
.

Un campesino filipino festeja la victoria por la soberania alimentaria

Solidaridad.net, 11 de mayo, 2010

Los campesinos de Sumilao, Filipinas, ganan la batalla contra la mayor multinacional alimentaria del Sudeste Asiático

El 31 de marzo pasado, los campesinos del pueblo de Sumilao en la isla de Mindanao, Filipinas, celebraron el final de un largo periplo. Después de 13 años de lucha, ganaron la batalla jurídica que oponía su cooperativa de campesinos Mapalad (Cooperativa polivalente de campesinos sin tierra de Sumilao), a la multinacional San Miguel Corporation, la mayor sociedad alimentaria de todo el sudeste asiático. Esta última planeaba instaurar un criadero intensivo de 50,000 cerdos en 144 hectáreas que habían sido sin embargo atribuidas por la reforma agraria a los campesinos en 1995.

Las palabras de uno de los campesinos son elocuentes: “¿Es justo que conviertan ilegalmente nuestras tierras? ¿Es acaso normal dejar de lado la justicia social a cambio de promesas de prosperidad económica y de beneficios financieros? Si este es el caso, ¿cuál es entonces el precio de la justicia para pobres, vulnerables y marginalizados como nosotros?”

Desde maniobras políticas hasta manipulaciones de la ley, pasando por la destrucción de plantaciones y las conversiones al tabaco, todo fue puesto en marcha para impedir a los campesinos recuperar sus tierras. Frente a la violencia y a la injusticia, los campesinos multiplicaron las iniciativas de protesta pacífica, llegando incluso hasta hacer una huelga de hambre durante 28 días en 1997. Pero los años pasaron sin que sus tierras ancestrales les hayan sido restituidas, entonces en 2007, decidieron hacer una marcha hasta el Palacio presidencial en Manila.

La marcha por la tierra y la justicia

El 9 de Octubre 2007, los campesinos de Sumilao marcharon para expresar su descontento frente a la incapacidad de los últimos gobiernos de poner en marcha una verdadera reforma agraria. La marcha reunió, a lo largo de 1,700 kilómetros recorridos, individuos de todas las partes: defensores del derecho a la tierra, representantes de organizaciones de la sociedad civil, representantes de la iglesia y de la comunidad internacional.

En total, 3,000 recorrieron las rutas durante 60 días al lado de los campesinos. Durante el trayecto, fueron ampliamente apoyados por las poblaciones locales quienes les ofrecían comida, agua y consuelo; y por la iglesia católica quien les ayudó a encontrar refugio cada noche, contando con el apoyo decidido de los Obispos.

Finalmente bajo la presión creciente de la sociedad civil, la multinacional firmó un pacto en el cual cedía oficialmente las 144 hectáreas a los campesinos.

¿Que futuro para la reforma agraria?

Iniciado en 1998, el programa de reforma agraria (CARP) pretendía atribuir 10 millones de hectáreas a las familias campesinas en un periodo de 10 años. Veinte años más tarde, apenas 3 millones habían sido redistribuidas y se estima que aún quedan 10 millones de campesinos sin tierra.

Según Pakisama (Movimiento Nacional de Organizaciones Campesinas), la lucha de los campesinos de Sumilao refleja claramente el fracaso del CARP y el estado de corrupción del gobierno: “los campesinos obtienen títulos de propiedad bajo el CARP, pero por causa de intereses del medio empresarial y de las elites políticas, son continuamente victimas de acosos físicos y legales. El gobierno, supuestamente escogido por el pueblo para aplicar la Ley y promover la justicia social, decide ser un mediador sesgado a favor de las empresas privadas extranjeras, quienes multiplican los complejos hoteleros de lujo y los terrenos de golf.”

Frente a la crisis alimentaria actual y la continua resistencia de las multinacionales contra la reforma agraria, Pakisama y la Asociación de campesinos de Asia (AFA), hacen un llamado a todas las organizaciones campesinas a organizarse para presionar al gobierno a que prolongue el CARP que debería terminar este año. AFA señala que la lucha de los campesinos de Sumilao confirma la magnitud de la movilización y del apoyo que un grupo de campesinos puede suscitar cuando se esta confrontado incluso contra fuerzas opuestas.

Una victoria con mucho sacrificio

En el año 2009 fue aprobada la ley de reforma agraria y la asociación de agricultores afirmó: "Hemos dedicado esta victoria a Ka Rene Peñas, cuya vida y lucha siempre nos inspirará". Se refería al responsable comunitario de Sumilao, Bukidnon, asesinado el 6 de junio. Peñas fue uno de los participantes de la marcha de 1,770 kilómetros "Caminata por la tierra, caminata por la justicia" de los agricultores de Sumilao en octubre de 2007 que pretendía presionar al gobierno para que les concediera las tierras que sus familias habían trabajado durante décadas.

En el momento de su muerte era concejal del barangay (kagawad) de San Vicente y vicepresidente nacional del Pakisama. En la denuncia que el movimiento hizo tras su asesinato declararon:

“Le dispararon tres cartuchazos con una escopeta, que le atravesaron el pecho y la espalda. ¿Quién podría haber causado la muerte de un hombre cuya vida estuvo dedicada a servir a los campesinos sin tierra?

"Esperamos que su caso no sufra la suerte de dos de nuestros colegas. El 22 de noviembre de 2009, dos hombres encapuchados acribillaron a nuestro ex-vicepresidente de Mindanao, Vic Paglinawan, en la ciudad de Davao. El 9 de marzo de 2009, Chico Billames, secretario general de SAMATIKU, un miembro de la federación agrícola en Cotabato del Sur también fue abatido a tiros por un asesino con capucha. Hasta ahora, los sospechosos no han sido identificados y capturados en ambos crímenes.

Hacemos un llamamiento a los agricultores filipinos. Continuemos la lucha por la reforma agraria y el buen gobierno y la política hasta que cada agricultor sea propietario de los terrenos.”

******
Las violaciones, vía crucis de las mujeres emigrantes africanas
.

Las violaciones sexuales repetidas son parte de los tramites de la corrupcion asociada a la migracion

Por: Trinidad Deiros, Madrid, 21 de mayo, 2010

Una de cada tres mujeres migrantes sin papeles en Marruecos ha sido violada

"Me violaron durante cinco días. No me pude negar. Llorando imploré a Dios que me ayudase a escapar. Deseas estar muerta. Pero la muerte no llega. Violada, violada. Te fuerzan por delante y por detrás. Aunque grites, no hay nadie. Estás ahí en la arena, te hacen eso durante días. No hay nadie que te ayude. Nadie".

Alice es una mujer congoleña que se vio forzada a huir de la guerra. Como al menos una de cada tres emigrantes subsaharianas atrapadas en Marruecos por el cierre de las fronteras de la UE, Alice fue violada durante el viaje; no una vez, sino muchas.

Mujer, emigrante y sin papeles. Son los tres factores de una ecuación que, según un informe de Médicos sin Fronteras (MSF), aboca de forma casi inexorable a sufrir violencia sexual. Un fenómeno que en los últimos meses ha registrado un aumento que la organización considera "preocupante", lamenta Alfonso Verdú, responsable de operaciones en Marruecos de MSF.

Una de cada cinco es una mujer menor de edad

Los datos del informe Violencia sexual y migración, que MSF presentó este jueves en Madrid, son elocuentes de la "situación de vulnerabilidad extrema" que sufren estas mujeres, de las que el 21,5% es menor.

Entre mayo de 2009 y enero de 2010, una de cada tres mujeres atendidas por MSF en Rabat y Casablanca admitió haber sufrido uno o múltiples episodios de violencia sexual. "Estas cifras son conservadoras", precisa Verdú, pues son muchas las emigrantes que han sufrido abusos pero no se atreven a hablar. "El informe es sólo la punta del iceberg de un fenómeno de dimensiones enormes", deplora.

Violadas en sus países de origen (29%), violadas de nuevo durante el viaje (45%) y violadas ya en Marruecos (59%). El trayecto en condiciones "infrahumanas", relata Verdú, es sólo una etapa del vía crucis. Tras caer en manos de las redes de trata de seres humanos, cruzar el desierto hacinadas y sin apenas agua en camionetas patera y verse sometidas a todo tipo de abusos para proseguir su viaje, las mujeres llegan a Magh-nia, en la frontera entre Argelia y Marruecos. Allí, la explotación sexual se convierte casi en un trámite.

"Te pueden matar allí mismo"

"Ellos las violan. Sobre todo en Maghnia violan a las mujeres. Cuando llegas, dices que no quieres estar con ningún hombre y te violan. Si no aceptas, te pueden matar allí mismo", asegura Precious, una de las mujeres que cita MSF.

Las violaciones, los embarazos no deseados, la violencia física y emocional, destruyen a algunas de estas mujeres, explica Concha Badillo, de MSF en Marruecos. Una vez en este país, se ven atrapadas sin poder ir a Europa a causa del cierre de las fronteras.

El endurecimiento de las políticas migratorias y de asilo de la UE y de los países que, como Marruecos, "han tenido que adaptarse a las exigencias de las políticas europeas" tienen "graves consecuencias" en las vidas de los emigrantes, subraya MSF. La organización ha pedido a la UE y a Marruecos que asuman sus responsabilidades: "Esperemos que su respuesta no sea el silencio".

******
Marcha de los Pueblos Originarios con apoyo del Movimiento Humanista
.

Mujeres indigenas participan en la marcha

Ver vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=zV5b7qCGE4I La histórica movilización argentina fue impulsada por la Confederación Mapuche de Neuquén, la Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita (UPND de Tucumán), la Coordinadora de Organizaciones Kollas Autónomas (Kollamarka de Salta) y el Consejo de Autoridades Indígenas de Formosa.

Durante el mediodía porteño, cerca de 15 mil participantes de la Marcha denominada de los Pueblos Originarios transitaron el camino hacia la verdad (Qapac Ñanta Purispa)- se congregaron en Avenida Corrientes y 9 de Julio. A las 15 horas se dirigieron hacia la Plaza de Mayo.

Allí los recibieron referentes sociales, como Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo -Línea Fundadora- y Claudio Morgado, titular del INADI, entre otros.

También los acompañaron organizaciones pertenecientes a la corriente del Humanismo Universalista: La Comunidad para el Desarrollo Humano, el Partido Humanista y Convergencia de las Culturas.

"El Partido Humanista Internacional, con representación en más de 40 países de todo el mundo, manifiesta su apoyo a la Marcha de los Pueblos Originarios de la República Argentina, y envía su fraterno saludo a las más de 30 naciones originarias preexistentes que convocan y organizan esta marcha", maniféstó en un comunicado la organización.

*****
Los indios
.

La invencion europea del "indio" inferiorizado y monotonico, sirvio para justificar moralmente el etnocidio de centenares de Naciones unicas

Por: Sandra Russo, Buenos Aires, www.pagina12.com.ar

Como muchos argentinos de mi generación, conocí primero a los sioux que a los mapuches. De los indios no nos hablaban en la escuela, pero en la televisión pasaban películas del Far West. Las caravanas de colonos, llenas de mujeres, niños y cacharros, avanzaban siempre destartaladas en territorio hostil, custodiadas por los hombres del rifle. Acechaban los indios. Sus alaridos espantaban en la noche.

Los espectadores nos identificábamos con los colonos. La colonización era, así, visible como una cuña blanca en el enigma de un mundo desconocido, habitado por seres fascinantes que incluso eran artículos de colección en sus versiones plásticas, pero que pese a su fascinación había que aniquilar. Reducían cabezas, arrancaban cueros cabelludos y hacían sacrificios humanos a sus dioses. Los blancos también, aunque siempre lo negaron. Aquí no hubo colonización sino conquista. Los blancos ofrecieron en sacrificio a su único dios a millones de seres humanos, como sin darse cuenta de lo que hacían, como simples inconscientes y amorales. Siempre hablaban de otra cosa. Una nación, una cultura, la civilización, la razón, la ciencia, la religión.

Cuando –hace tanto tiempo– yo era adolescente, en el ámbito rockero y literario en el que me movía, no se hacían fiestas de quince, pero había, a los dieciocho, viajes al Machu Picchu. Era un programita de valores de emergencia, toda vez que la política nos estaba prohibida. Fui adolescente en un país con miedo real, en un país en el que no se hablaba del miedo.

Entonces aquella generación tomó para sí algunos valores posibles, menores, cotidianos, y los convirtió en un modo de vida. En una identidad. Mi generación volvió militancia un ideario aplicado a la vida cotidiana. Fundió política con cultura para sobrevivir.

Las chicas de quince lo menos que queríamos era una fiesta de quince. No estaba bien visto el éxito en general. No íbamos a bailar. Amábamos a los antihéroes y a los perdedores. Nos identificamos con ellos.

Los grandes perdedores de la historia argentina que está por cumplir 200 años eran los que en una enorme pincelada discriminatoria aún llamamos “indios”. Aquella inclinación juvenil por lo indígena no logró, por ser más reacción que iniciativa, perforar los prejuicios que estaban inscriptos hasta en la lengua. Sobre la palabra “indio”, Aiban Wagua, miembro de la comunidad kunayala, escribió sobre las innumerables naciones preexistentes al “descubrimiento” de América:
"Los blancos nos parieron a los indios y evitaron así considerar a los pueblos de Abia Yala como sujetos válidos en sí mismos, con sus sistemas sociopolíticos y religiosos bien diferenciados. Entonces, el indio fue un ente abstracto, sin carne, pero marginado, borracho, pobre entre los pobres. Nos simplificaron y abstrajeron tanto, y tanta fue la insistencia que prácticamente les creímos. A los mayas, a los kunayalas, a los aymaras, a los toltecas, a los totomayas, nos cortaron a todos por igual, porque la sociedad dominante quería simplificar las cosas, y todos corrimos la suerte de indios o indígenas.

Tanto que hasta hay teólogos capaces de hablar con una ingenuidad tremenda de la creencia india de América, de una concepción india de la vida o de una cosmovisión india o de una mitología india. Millones de personas que conformamos pueblos o naciones de Abia Yala comenzamos a dar sentido y hueso a los indios. Siglos más tarde nos pareció bueno usarlo como signo de lucha. Y nuestros dirigentes nos dijeron: ‘Ya que nos hicieron indios, como indios vamos a luchar’”.

En estos días recorren el país las tres columnas de la Marcha de los Pueblos Originarios, que por primera vez en la historia plantean reformular su relación con el Estado y ser considerados estrictamente como lo que son: naciones y culturas preexistentes a las otras que se superpusieron en “lo argentino”.

Hasta ahora nuestra concepción del país los ha corrido del borde. No llegarán el 20 de mayo a Buenos Aires para que los porteños se saquen fotos con ellos, como cuando se van de vacaciones. No quieren seguir siendo una opción exótica para el turismo europeo. Vienen a hablar de mineras, de petroleras, de madereras, de producción a gran escala y medio ambiente, de tierras y de agua. Vienen a hablar de esas culturas subestimadas y arrasadas que jamás hubieran atentado contra el planeta.

Quieren ser ciudadanos de derecho pleno e identidades colectivas resistentes, aptas para un debate político serio que tome en cuenta sus demandas. Escucharlas es profundizar un modelo hasta la tripa.

***
Cortesía de Hugo Tacuri Huamani, Presidente del Consejo de Gobierno-CONAIP, Confederación de Nacionalidades Indígenas del Perú, y de Glenis Tavares María, Museo del Hombre Dominicano y Guabancex Viento y Agua

******
Una oportunidad para salvar una vida
.

Medicos y enfermeras practican un transplante renal

Estimado Tony,


Te escribo desde Nueva York. Me he encontrado aquí con un familiar enfermo hospitalizado. Padece de insuficiencia renal y está en su etapa terminal. Ha estado en coma cuatro veces, situación de la cual ha podido salir. Le están dando diálisis interdiario. Su estado es precario y ha entrado en insuficiencia cardiaca con todas las consecuencias que esto conlleva. Esto es como si el mismo Dios le permitiera más días para poder dar una respuesta. Te hago llegar esta comunicación para que hagas llegar este mensaje a todas las personas que puedan colaborar, sea como informante de una persona que desee donar un riñón, o de un familiar que por desgracia muera en territorio norteamericano y deseen donar sus órganos.

Pueden comunicarse conmigo a mi correo electrónico: risegu1@hotmail.com

Te agradezco de todo corazón que propagues este mensaje. ¡Ojalá y que sea la voluntad de Dios, podamos salvar esta vida!!!

Un abrazo solidario,

Rafaelina Segura Veras