lunes, junio 07, 2010

Noticias del Frente Onirico 057

WAZAR GOMEZ: LA LUCHA NO HA TERMINADO
.

Wazar Gómez ha perdido 50 libras de peso, de 190 a 140, en 33 días de ayuno

Lunes 07 de junio 2010

El compañero humanista Dr. Wazar Gómez, quien está en huelga de hambre por reivindicaciones sociales, invita HOY lunes a las 7 de la noche, a un encuentro con sus seres queridos, en la calle Seybo #· 86, en Villa Juana, frente a la escuela República Dominicana, donde dará importantes declaraciones en torno a su lucha.

******
Wazar Gómez: "Merezco respeto y paciencia."

Domingo 06 de junio, 2010

Este es mi día 33 dentro de la acción no violenta activa… Habrán notado que les llegan correos de una persona que no todos conocen. Personas abusando de mi situación y dizque pretendiendo dar un consejo, sólo han utilizado mi lista de contacto para provocar confusión en cuanto a mis reclamos, mis motivos y la metodología que sigo.

Si el objetivo era ayudarme, no entiendo porqué enviar sus explicaciones a todos mis contactos, especialmente sin mi permiso.

Este solo acto me dice que sin dudas sus objetivos no tienen nada que ver con mi salud y mi bienestar, ni mucho menos el servicio a los demás.

Si en error he decidido ofrendar mi vida por una razón tonta, lo menos que merezco es respeto y paciencia.

Su desconsideración llega al extremo de poner en ridículo un gesto de noble entrega.

Al iniciar esta acción no violenta activa me preguntaba de dónde vendría mi mayor dolor. Poco a poco voy sabiéndolo.

La paz y el amor liberador de un Dios que es amor esté con ustedes y los suyos.

Wazar

******
IMPIDEN MÉDICO LLEVARA HUELGA DE HAMBRE ANTE PALACIO NACIONAL
.

Agentes policiales apartan de la vista del Pueblo de los alrededores del Palacio Nacional al doctor Wazar Gomez. Foto: Genris García

De Bienvenido Scharbo, Viernes 4 de junio de 2010

SANTO DOMINGO.- Agentes de la Policía Nacional y miembros de la Guardia Presidencial desalojaron al médico Demetrio Wazar Gómez, que mantiene hace 31 días una huelga de hambre y desde ayer no estaba ingiriendo agua ni otros líquidos.

El humanista se ubicó pasado el mediodía en el parque Uruguay, ubicado entre las avenidas Doctor Delgado, México y Pedro Henríquez Ureña, pero pasadas las tres de la tarde, agentes policiales lo trasladaron en una ambulancia de los bomberos en contra de su voluntad, a la clínica Cruz Jiminián, donde recibió atenciones médicas, luego marchándose para su residencia.

Wazar Gómez demanda del presidente Leonel Fernández la condonación de las deudas de los campesinos y que se ponga en ejecución el Defensor del Pueblo.

Los agentes eran dirigidos por un coronel de apellido Valdez, quien dijo que la medida de llevarse al medico, era para preservarle la vida, por las condiciones en que se encuentra.

Antes de partir hacia el Palacio Nacional, desde su residencia en la calle El Seibo, frente a la Escuela República Dominicana, en Villa Juana, donde ha permanecido en huelga de hambre, Wazar Gómez envió un correo electrónico a los medios de comunicación, en el que dice:

“Queridos todos, un beso, un abrazo. En este momento, estoy saliendo para el Palacio. No retornaré. He suspendido el agua y parece que llegó el final. Libre, Libertad”.

******
LA FUERZA DEL AMOR
.

M. Gandhi: La Paz es el camino.

"La ley del amor deja de ser válida si se defiende por la fuerza.” M. Gandhi

Gandhi: No violencia activa. (Ver vídeo): http://www.youtube.com/watch?v=okASN7RorQw

Control + clic: Himno a la alegría: himno a la alegría

The lady of Shalott - Loreena McKennitt (Live San Francisco): http://www.youtube.com/watch?v=oQ5Z04PSBtg&feature=related

******
PARA ALCANZAR EL AMOR (OSHO)

Hay cuatro pasos para alcanzar el Amor

El primero: Vive aquí y ahora, porque el Amor sólo es posible en el “Aquí-Ahora”.
El segundo: Aprende a transformar tus venenos en miel.
El tercero: Comparte, porque tienes sólo aquello que has compartido. Cuanto más compartas, más amor surgirá de tu interior. Saca agua de tu pozo interior y más agua fresca fluirá hacia él.
El cuarto: No te afanes por ser “alguien”, porque cuando te llenas de Ego, el Amor desaparece. El Amor y el Ego no pueden converger. Cuando te vacías del Ego y creas el espacio, el Amor viene a ti, llegas a Casa.

*****
Madres y abuelas, entre exaltación y satanización
.

Tres generaciones

Por: Tahira Vargas

La celebración del día de las madres tiene mucho eco en la sociedad dominicana y genera gran movimiento económico en el comercio formal e informal.

La maternidad predomina como símbolo cultural en nuestra sociedad y se muestra en el flujo comercial descrito, en el flujo de remesas desde el exterior y en otros aspectos. En el estudio sobre Migración Dominicana a Suiza (que realizamos junto a Jennifer Petree) se presenta el esfuerzo que realiza la población migrante para ahorrar y enviar remesas a sus madres en su día.

En ese orden se encuentra el “sacrificio” que realizan algunas mujeres cuyos cónyuges europeos les prohíben el envío de remesas a su familia. Estas se dedican ocasionalmente al trabajo sexual para “conseguir unos pesos” y enviárselo clandestinamente a sus madres.

La combinación madre-abuela permite el sostén y la responsabilidad en las familias migrantes. Mientras las madres emigran para buscar recursos para sostener económicamente las familias, las abuelas asumen el rol de madres-abuelas cuidando y educando a los nietos-hijos.

La trascendencia del rol de la madre se evidencia en las prácticas mágico-religiosas. El culto a la maternidad de origen africano se mezcla con símbolos hispánicos e indígenas. Esta representación se plasma en la Virgen de la Altagracia, figura sincrética que pertenece al panteón del vodu dominicano (su misterio es “Alailá”) e integrada también al vodu haitiano.

Las abuelas y madres en la sociedad taína al igual que en las africanas tenían un rol trascendental. Ellas son las responsables de las labores agrícolas, se les atribuye la responsabilidad de la presencia histórica de la agricultura y tenían a su cargo la transmisión de la cultura y de la sabiduría ancestral.

Actualmente las sociedades indígenas y africanas mantienen el respeto y la veneración hacia las abuelas como transmisoras de sabiduría religiosa, cultural y de salud así como a las madres como símbolo de la fertilidad asociada a la madre-tierra.

Nuestra sociedad desde su naturaleza afrocaribeña mantiene el símbolo africano-indígena de la maternidad que se expresa también en la presencia de la madre y la abuela como ejes principales de la familia y de la vida cotidiana.

Esta alta valoración de la madre y la abuela en nuestro país convive contradictoriamente con su satanización.

La familia monoparental matrifocal formada por madres-hijos/as y la familia extensa formada por abuelas-hijos-nietos de origen afrocaribeña está excluida y estigmatizada. Erróneamente se considera que estas unidades generan delincuencia y embarazo en adolescente, estudios realizados muestran la ausencia de relación causal entre ambos fenómenos. Lo mismo ocurre en las escuelas, el personal docente y directivo tiende a culpabilizar a la madre y a las abuelas de los problemas de rendimiento escolar, deserción y repitencia del estudiantado.

Esta visión tiene su origen en el predominio de la cultura patriarcal autoritaria que considera a la figura masculina eje exclusivo de relaciones de autoridad y estabilidad reforzada en la hegemonía religiosa católica. Además se percibe que el ejercicio de la violencia contra los hijos los convierte en “buenos hijos”, por el contrario genera personas autoritarias llenas de miedo, rabia y violencia.

La nueva constitución se hace eco de esta satanización de la madre y abuela, niega el derecho que tienen las familias monoparentales y extensas a ser consideradas como “familias jurídicamente constituidas” dejándole este derecho únicamente a la familia nuclear (padre-madre-hijos).

La celebración del día de las madres dejará de ser una celebración ambigua y dual cuando la sociedad dominicana abandone la exclusión jurídica de las familias monoparentales y extensas, quiebre el estigma de culpabilización social de la madre y de la abuela y reconozca el valor cultural que tienen ambas figuras en nuestra cultura y nuestra identidad.

******
Los roles masculinos y femeninos según la sociedad

.

El género establece expectativas sobre cómo deberían actuar las personas de uno y otro sexo en diversas situaciones.

Por: E. Antonio de Moya, MA, MPH.

Publicado originalmente en la revista rexpuestas, No. 10, febrero-marzo 2010

El concepto biológico de “sexo” se refiere al hecho de haber nacido varón o mujer. En cambio, el concepto sociocultural de “género” se refiere a lo que significa ser varón o mujer en una sociedad y un momento histórico determinado. El género establece expectativas sobre cómo deberían actuar las personas de uno y otro sexo en diversas situaciones.

En casi todas las sociedades hay diferencias claras entre el comportamiento de niñas y niños. Los varones no sólo muestran más actividad física, juego y exploración bruscos y agitados, sino que también tienen otros intereses y prefieren, por ejemplo, juegos de guerra, en contraste con las preferencias de las niñas por los papeles domésticos.

En nuestro país se ha estudiado el estándar en las prácticas de crianza de ambos sexos y los resultados reflejan que:

- En nuestra cultura se espera que los adolescentes varones mantengan relaciones sexuales con la mayor cantidad posible de parejas, mientras que las adolescentes deben permanecer vírgenes hasta el matrimonio.

- Las mujeres son percibidas prefiriendo la abstinencia sexual, con poco poder en las relaciones sexuales, y con dificultades para solicitar el uso del condón a sus parejas masculinas, puesto que esto está virtualmente censurado, al menos en el caso de mujeres casadas.

- Los varones son educados como “depredadores” que deben ser temidos, que no sienten miedo y que aprenden a lograr metas manteniendo una actitud agresiva. Aprenden a asumir las situaciones potencialmente peligrosas como insignificantes. Si el peligro es alto, deben desafiarlo directamente para no ser tildados de cobardes o “histéricos”, una característica atribuida a las mujeres.

- Las niñas, en cambio, son educadas generalmente como presa potencial de hombres peligrosos a quienes deben temer y aprender a evitar, manteniendo una actitud defensiva y cautelosa ante ellos. Las mujeres aprenden a reconocer las situaciones potencialmente peligrosas, a vivir evadiendo, evitando o escapando de la fuente de peligro.

"¡Tira, tira si eres hombre!”, es un ejemplo macabro de cómo operan las expectativas de actitudes de género en la cultura dominicana, cuando un hombre encañona a otro con un arma de fuego para demostrar su bravura y masculinidad. En consecuencia, los hombres tienden a no prestar atención a los mensajes preventivos que producen temor.

La calle y la casa

Entre los valores de la cultura dominicana figuran los espacios de la “calle” y de la “casa.” El espacio de la casa es visto como aquél que delimita las acciones aprobadas como: el matrimonio, la familia nuclear, las prácticas heterosexuales, los actos de género tradicionales, entre otros.

El espacio de la calle delimita las prácticas y situaciones no aprobadas oficialmente como: las relaciones sexuales extramaritales, el trabajo informal (especialmente dentro de la industria del sexo), prácticas sexuales diferentes, y el “tigueraje”.

El uso del condón es visto como un símbolo de la desconfianza y la infidelidad: quien sugiere o acepta usarlo se culpa o acusa al otro de haber tenido sexo fuera de la pareja o de tener una infección de transmisión sexual. La fidelidad, la honestidad y la confianza entre parejas tienen un conflicto permanente con una norma cultural de la “infidelidad natural” de los hombres, y la creencia popular de que al fin y al cabo, “nadie es de nadie”.

Los valores como la fidelidad y la confianza, establecidos dentro del espacio de la “casa”, son vistos como necesarios para el establecimiento y mantenimiento de relaciones estables de pareja.

La posición del hombre

En la cultura de la calle, donde predomina la noción de virilidad o potencia sexual, el icono de hombre es el “tiguere”. En la cultura de la casa, donde predomina la noción de hombría o poder, el icono es el león.

Desde una edad temprana, los niños varones son llevados a estar conscientes de su conducta y siempre actuar para demostrar socialmente que son “hombres de verdad”. En este proceso, personas cercanas a los niños, probablemente bajo el liderazgo de la madre, se convierten en una especie de “policía de género” y conspiran para generar la homofobia (rechazo a la homosexualidad) en el niño que va madurando. Los varones son socializados en un ambiente fuertemente restrictivo y prohibitivo, que deteriora su espontaneidad, autenticidad y alegría, produciendo mucha hipocresía y neurosis, lo que hemos llamado “el ser y no ser” del varón dominicano. Crecen con un miedo irracional de “convertirse” en el sexo opuesto, de “degenerarse”; este temor los ayuda a construir la “heterosexualidad obligatoria” en el varón.

Posición de la mujer

Respecto a ellas, pueden existir múltiples “feminidades”. Hemos planteado la doble posición de la mujer como punto de partida de esta perspectiva. Existe la mujer de la noche, tal vez menos “femenina” y posiblemente más “masculina”, que compite con el hombre, es más igual a él; es “mujer de la calle”, y por tanto, una amenaza para la descendencia de la superioridad masculina. Imaginariamente goza, y hace gozar. Paradójicamente, vive deseando la posición de la mujer-madre, la que tiene el hombre y el hijo siempre para ella.

En cambio, nos encontramos con otra posición más femenina o tal vez menos masculina, que no compite con el hombre y es “mujer de su casa”; mujer reproductiva, inclinada a una actitud maternal, la que renuncia al goce en nombre de la especie. Paradójicamente, vive eternamente amenazada en su posición de madre por el goce de otras.

Algunos han señalado que no parece tratarse de dos tipos de mujeres, sino de un mito que las contiene a ambas como las dos caras de una misma moneda. Las mujeres dominicanas pueden atravesar estas dos posiciones alternativamente, fijarse en una o sostener ambas. Pero si se ubican en una suelen interrogarse sobre la otra.

Conclusión

En sentido general, las mujeres están en desventaja frente a los hombres en términos de vulnerabilidad social. Igualmente, podemos decir que también hombres y mujeres experimentan marcadas diferencias de poder dentro de sus propios sexos.

Un modelo de cambio del cual podríamos beneficiarnos todos y todas, con menos desigualdades, sería aquél en que aprendiéramos desde pequeños a reconocer que cada quien es un ser humano único, imperfecto e insustituible, y que debemos ser quienes somos, y desarrollar nuestro potencial humano y nuestra diversidad en la vida, comparándonos con nosotros mismos, no con los demás.

La crianza familiar temprana debía basarse en el principio solidario de que todo niño o niña es un ser humano irrepetible, con necesidades, sentimientos y derechos como persona. Si desde pequeños aprendemos a decir nuestra palabra, sin temor y sin importarnos tanto el “qué dirán”, sí dijéramos que sí o no cuando queremos o no queremos algo, podríamos desarrollar una sociedad más fuerte, tolerante y democrática.

Sólo desarrollando la capacidad de expresar los derechos y sentimientos personales, sólo hablando por nosotros mismos, podremos sobrepasar los roles inflexibles o estereotipados de género, con su gran carga de negación e hipocresía.

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1917).