jueves, junio 24, 2010

Noticias del Frente Cibernetico 017

Los menores [y los mayores] deben saber que nada es gratis en Internet”
.

Niños hipnotizados por la web

Actividades como la captación y el almacenamiento masivo de datos por Wi-Fi, aparentemente, huelen muy mal

Por: CARLOS MORÁN,

GRANADA. Ideal, 23 de junio, 2010“Hay quien piensa que soy 'friki'”. Existen datos en la personalidad y la biografía del fiscal Francisco Hernández Guerrero (Almería, 1962) que apuntalarían la hipótesis de su supuesto 'frikismo': es oyente habitual de clásicos radiofónicos del misterio como 'La Rosa de los Vientos' o 'Milenio Tres' (y antes lo fue del legendario programa 'Medianoche', de Antonio José Alex); habla de Internet con la autoridad de un 'hacker' -pirata informático- y el ordenador oficial que la Junta de Andalucía colocó en su despacho está totalmente 'tuneado'. Se quedaba corto para sus necesidades y fue añadiéndole 'prótesis' pagadas de su propio bolsillo.

Pero Francisco Hernández no es un 'friki'. Su dominio de Internet le sirve, ante todo, para perseguir el tráfico de pornografía infantil o el acoso sexual a menores en la Red, las 'ciber estafas'... Es un experto en criminalidad informática, un lobo con piel de... ¿friki? No hay mejor camuflaje para perseguir delincuentes en ese universo paralelo que ya es Internet.

-Supongo que es usted autodidacta en materia informática...

-Totalmente.

-¿Y qué fue primero el informático o el jurista?

-Primero, el informático. A ver, no informático como programador ni nada de eso, si no como usuario. Desde 1986 o 1987, empecé a estudiar los primeros libros que aparecieron sobre esta materia. Y en 1995, siendo ya fiscal, me dediqué a ello más seriamente. Me impulsó nuestro jefe, Luis Portero, que en paz descanse. Preparé el tema de delincuencia informática para los cursos de formación de Policía Nacional y Guardia Civil a raíz de la entrada en vigor del nuevo Código Penal. A partir de ahí, cogí el hilo y fui especializándome. Por ejemplo, he prestado servicios en la Fiscalía General del Estado, elaborando planes de seguridad informática y protección de datos.

-¿Es cierto que las autoridades cuentan con el asesoramiento de piratas informáticos arrepentidos o es sólo una leyenda urbana?

-Es cierto que 'hackers' reconvertidos han encontrado una vía laboral en la empresa privada, pero lo que sí es mito es que nosotros les pidamos ayuda para asuntos concretos. No llegamos a tanto. Además, las unidades policiales que se dedican a esto en España son pocas pero muy cualificadas. Otra cosa es que les falten medios...

-¿Qué pasa con Google? Varios directivos de la compañía han sido condenados en Milán por la exhibición en Youtube de un vídeo vejatorio de un niño autista, pero en otros países europeos, caso del nuestro, no hay sentencias similares. En cambio, en España sí se está investigando si la multinacional estadounidense 'espío' a usuarios de redes inalámbricas Wi-Fi cuando sus coches recogían datos para su servicio 'Street View'...

-La ley española tiene casi los mismos contenidos que la ley italiana o la de cualquier otro país europeo. Toda nuestra legislación está unificada por normativa comunitaria. Lo que sucede es que la transposición a los ordenamientos internos de cada estado es una tarea complicada y puede haber alguna diferencia. Lo que yo creo es que el gran problema que tiene Internet es la aplicación de esa legislación por parte de nosotros, de los responsables jurídicos. Es una materia muy compleja. Se nos escapa. No entendemos cómo funciona el aparato. Así que difícilmente podemos saber qué delito se ha cometido. Dicho esto, el punto de referencia es el conocimiento efectivo que tenga el operador, Google o Youtube en este caso, de la existencia de una actividad con un contenido ilícito. Eso es lo que regula la ley. La responsabilidad del operador comienza cuando tú le comunicas que entre los millones de vídeos de Youtube uno es ilegal, pero él no colabora con la autoridad judicial. No es lo habitual. Todos los proveedores de servicio (redes sociales, motores de búsqueda, etc.) suelen actuar sin necesidad incluso de que haya una orden judicial. Basta con que exista la comunicación de una incidencia, por ejemplo, en protección de menores, y ellos mismos actúan. Hay una colaboración casi total. No podemos tener queja en ese sentido. Y sobre actividades como la captación y almacenamiento masivo de datos por Wi-Fi... aparentemente, eso huele muy mal.

-Dicen que los buenos siempre van un paso por detrás de los malos. ¿Es aún más ancha esa brecha en la delincuencia informática?

-Sí. Hay dos niveles de criminalidad: la que es controlable por el Estado sin medios extraordinarios (los hurtos, los robos con fuerza...) y la que sí requiere medios extraordinarios, caso de la criminalidad organizada. Con la delincuencia informática pasa lo mismo. Tenemos un nivel doméstico que puede ser controlable por los poderes públicos (injurias, acoso... incluso consumo de pornografía infantil), pero hay otros niveles que se nos empiezan a escapar, que están muy relacionados con el crimen organizado e incluso el terrorismo. Y cuando hablamos de crimen organizado nos referimos, por ejemplo, a estafas como el clonado de tarjetas, que, por cierto, en Granada tienen una alta incidencia: más de lo que debería ser normal por el volumen de actividad económica de la provincia. Pues a partir de estafas organizadas como esa ya se torna muy difícil la investigación. No existe una forma de cuantificar qué es delito informático y, en consecuencia, no se pueden disponer los medios adecuados para perseguirlo. Así que lo primero que hay que hacer es decir qué vamos a considerar delitos informáticos. Para mí, una estafa por medio de tarjeta es un delito informático, pero para la Policía y los jueces es una estafa normal y corriente.

-¿Hay delitos que son exclusivos de Internet, que nacieron con la red?

-Sí, los ataques contra los propios sistemas de información. O el ataque que conocemos como robo de identidad, que no existe como delito en el Código Penal. Ahora se acaba de recoger como delito el contacto de un adulto con un menor con propósitos sexuales. Hasta ahora, teníamos que esperar a que se produjera un ataque a la integridad sexual del menor. El mero contacto preparatorio no era delito, ahora sí... Pero vuelvo a lo que decía antes, al origen: vamos a definir qué es un delito informático, vamos a definir con qué herramientas podemos perseguir los delitos informáticos, vamos a definir si hay necesidad de contar con poderes excepcionales: por ejemplo, la posibilidad de infiltrar a un agente en foros de pederastas y que pueda intercambiar material pornográfico. Eso es algo que ahora no está previsto, pero que, sin embargo, sí se hace en las investigaciones de tráfico de drogas.

-¿Puede hacer algo la Justicia para proteger los derechos de los menores que pertenecen a redes sociales o la responsabilidad es sólo de los padres?

-Internet es el equivalente a nuestro mundo. Y para las generaciones de nativos digitales es su mundo. Así que es absolutamente ineficaz negar a nuestros hijos que estén en Internet. Lo mismo que no les podemos negar que salgan a la calle. En algún momento tendrán que salir solos a la calle. Y lo que nosotros hacemos es prepararlos y educarlos para saber cómo tienen que comportarse en la calle cuando no están acompañados. Eso es lo que nos toca hacer también con Internet. Tú no aceptas en el mundo real que un desconocido te pare en la calle y te haga un regalo. Desconfías. Lo mismo pasa en Internet. Tenemos que enseñar a nuestros hijos que no existen regalos en Internet. Los menores deben saber que nada es gratis en Internet. O pagas con dinero, o pagas con información personal o con otro tipo de enlaces... Aparte de eso, podríamos exigir menos codicia a las empresas. Decir a los operadores que sería bueno que existiera un consentimiento conjunto, el del menor y el de sus padres, para entrar en una red social. A lo mejor es necesario, aunque el proceso sea más lento.

-La pregunta es sólo para el jurista, ¿era mejor y más sencillo el mundo antes de Internet?

-El jurista tiene que estar en la sociedad. Soy un apasionado de Internet. Permite el acceso a la cultura de cualquier ciudadano en cualquier parte del mundo. Y el beneficio que eso supone es inconmensurable.

-¿Cuántas horas dedica a navegar?

-No lo sé. Es como decir que cuántas horas dedicas a llevar el reloj encima. Vives ahí, con un pie en cada uno de los mundos.

******
Una aldea monstruosa

La España de Goya en tiempos de Internet
.

La España de Goya -los aldeanos enterrados hasta las rodillas matándose a garrotazos.

Sólo se puede levantar el pie del freno de la censura si se pisa a fondo el acelerador de la educación.

Por:

Carlos Colón

, Diario de Sevilla, 21 de junio, 2010

UNA y otra vez lo diré, aunque sirva de poco o nada: sin educación -en su sentido fuerte, el que aúna valores y conocimientos- el mundo global es, en el más negativo y restrictivo sentido de la palabra, una aldea monstruosa; los esplendores tecnológicos se convierten en multiplicación de la miseria moral; las libertades democráticas se parecen a la de un zorro suelto en un gallinero. Sin educación somos bestias al volante de un coche o tecleando un ordenador, la última televisión digital terrestre es un repartidor de telebasura, los modernos aparatos digitales son vertederos domésticos de inmundicias y los programas de éxito reproducen los peores vicios de la más vetusta y rancia vida provinciana: cotilleos y calumnias que destruyen reputaciones, inquisiciones que hurgan en lo privado, linchamientos con forma de rumores, burla de los más débiles. Sin educación, internet se convierte en una versión pavorosamente extendida y eficaz de los sacamantecas que acechaban a los niños, los degenerados que rondaban por los urinarios o las rivalidades ancestrales de los mozos de las aldeas que se retaban a garrotazos o se liaban a navajazos en las ferias comarcales.

Los medios de comunicación no tienen por qué ser necesariamente esta barbarie multiplicada por la tecnología. Pero necesariamente lo serán si sus usuarios no están educados para vivir en libertad. Porque sin educación ni tan siquiera la democracia es posible. Ésta, como forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y en la que el poder reside en la voluntad colectiva de los miembros del grupo, exige ese mayor nivel posible de responsabilidad personal, autocontrol, tolerancia y pensamiento crítico que sólo la educación hace posible. El libre uso de los medios de comunicación y el libre acceso a ellos es una de las bondades de la democracia, en principio opuesta a toda forma de censura. Y aquí es donde interviene, una vez más, la educación. Sólo se puede levantar el pie del freno de la censura si se pisa a fondo el acelerador de la educación.

En la situación actual gozamos de las libertades propias de las sociedades mejor educadas teniendo el nivel de las peor educadas. Ello genera patologías como la del alud de telebasura o los comportamientos agresivamente aldeanos multiplicados por la Red. Ejemplo reciente: la trifulca en la feria de Mairena del Alcor parece estar provocada por el enfrentamiento entre mozos de El Viso del Alcor y Carmona a través de una red social. La España de Goya -los aldeanos enterrados hasta las rodillas matándose a garrotazos- en la era de Internet.

******
“El hombre que se atrevió a decir no”
Viejo, libre y radical, como José Saramago
.

José Saramago, faltan lagrimas para despedirlo

“No creo que exista en el mundo un silencio más profundo que el silencio del agua”.

José Saramago, del libro Las pequeñas memorias.

Por: Edgar Borges, Rebelión. 21 de junio, 2010

Una vez les dije a unos amigos que si llego a viejo me gustaría ser un viejo como José Saramago. Y quién con dignidad para la vida no desearía ser (en actitud) como un hombre que a los ochenta años se autodefine “cuanto más viejo más libre, y cuanto más libre más radical”. En 1993 le conocí, eso fue en el congreso Foro Joven Literatura y Compromiso, celebrado en Málaga. Ya para entonces me sorprendió su convicción del nado a contra corriente como forma de vida. En momentos cuando ya se suponía que estaba en desuso el arte comprometido (aún se sigue suponiendo), Saramago se levantó y defendió el compromiso estético del atrevimiento. Luego me haría reflexionar sobre el tema: asumir que el primer compromiso del escritor es con la palabra, sólo tiene sentido si esa palabra permite cuestionar, con inventiva, la realidad establecida. Y así, en la humanización de las realidades, el escritor va posibilitando nuevas formas de sociedades.

Con el arriesgado uso que le dio a la gramática (jugaba con las puntuaciones y lo que se le ocurriera a su inventiva) implosionó el discurso narrativo. Ya con la relación que sostenía con la palabra nos estaba diciendo que no todo estaba inventado; a contra corriente de las reglas del hastío, aún habían (y hay) muchas otras formas de contar historias. A nivel temático, la ceguera social engloba toda la gran novela de Saramago. Sus personajes parecen seres que carentes de vista giran alrededor de una realidad impuesta. El muro artificial que nos han levantado (alrededor de la vida) ante nuestra paciencia. En cuanto a la acción, el escritor portugués supo equilibrar, como muy pocos, la idea con el movimiento. No fue él un autor encerrado en la cúpula de los elegidos. Cada idea la defendía sobre el papel (humanizando realidades) y en la calle (posibilitando utopías).

Los libros de José Saramago, como su propia existencia, me hacen pensar en la vida como viaje crítico. Se trata de un viaje infantil y sabio (la permanencia del sentido humano de lo primero lleva a lo segundo). Toda una combinación hermosa entre activismo constante (el continuo descubrimiento de un niño) y reflexión filosófica (el conocimiento al servicio de la imaginación). En cada una de sus novelas un narrador invisible (seguramente él) nos cuenta una historia al mismo tiempo que va detonando ideas (historias colectivas que afectan realidades individuales).

Como generador de opiniones, Saramago fue un inteligente crítico del capitalismo devorador de conciencias; pero también lo fue de la izquierda pasiva que se ha quedado dormida mucho antes de la mitad de la carrera. Una vez, éste sabio rebelde dijo que su epitafio podría ser “El hombre que se atrevió a decir no”. Hoy, en su nombre, en este viaje de presentes continuos, pienso que seres como José Saramago nos dejan pistas para ver (y crear) los espacios invisibles de la vida. Y en el asiento (del tren existencial) de la izquierda quiere mi imaginación caprichosa ver un par de niños deseando ser de viejos tan libres y radicales como Saramago.

******
Tecnologia de punta:

Detección temprana, intervención temprana. Ejército de 150,000 personas eliminó la viruela del planeta.
.

Cítala Devi (http://en.wikipedia.org/wiki/Shitala_Devi). Como personificación de la diosa de la viruela y la enfermedad ella es temida, pero al mismo tiempo es una Diosa Madre, y por tanto es adorada como una Protectora

Febrero 2006

Ver video (21 minutos) http://www.ted.com/talks/larry_brilliant_wants_to_stop_pandemics.html

Al aceptar el premio Technical Entertainment & Design (TED) del 2006, el Dr. Larry Brilliant habla acerca de cómo se erradicó del planeta la viruela y hace un llamamiento por un nuevo sistema global que pueda identificar y contener pandemias antes de que se extiendan.

******
Quisqueya en el Hudson: Festival de Arte, Música y Danza Dominicana
.

Afiche del Festival Quisqueya en el Hudson: Olivorio Mateo, Luis Dias y Mama Tingo, Santos de la religiosidad popular dominicana

Domingo, 11 de julio de 2010, 13:00 - 20:00

El Nuevo Quisqueyano Presente invita al 15 Aniversario de “Quisqueya en el [Río] Hudson: Festival de Arte, Música y Danza Dominicana," este año en honor de Luis Terror Días. ¡Haiti Vive!!! El evento será celebrado en el Anne Loftus Playground, Broadway y Arden Street (frente a Tryon Park), Manhattan, NY

Actuación:

Las Maravillas de Luis Días, Bodoma y su grupo cultura Garifuna, Francia Reyes: La Reina de los Palos, Karizma: Haitina Kompa, Wyldcrush: Hard Rock, La Soviética: Caribbean dance Rock, Agapito Pascual: El Moderno

Este evento es patrocinado parcialmente por la Oficina de la congresionista por NYC Ydanis Rodriguez, la Federación Hispana, la Comunidad de Residentes en Broadway y Alianza Dominicana.

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1917).