lunes, julio 19, 2010

Noticias del Frente Sensorial 048

"Mucho que ganar y poco que perder"
Soldados y policías para la paz
.

Guerreros de paz en el mundo azteca

Por: Erasmo Lara Peña

Publicado originalmente por luchaxtusderechos, Sabado, 17 de julio, 2010

“Un soldado es un catalizador de la paz no un instrumento de guerra.” (ONU)

Durante más de 60 años de historia, las Naciones Unidas han implementado unas 50 misiones de paz e innumerables misiones políticas y humanitarias, asistiendo a más de 70 países y utilizando cientos de miles de soldados y policías y funcionarios civiles. Los mandatos de esas misiones, cientos de mandatos, van desde capacitación de fuerzas policiales, modernización de fuerzas armadas, observación y organización electoral, limpieza de minas, reintegración de combatientes, monitoreo de ceses de fuego hasta organización de campañas de información pública, entre otras.


Muchos países como el nuestro aprovechan estas misiones para integrar sus soldados y policías como un mecanismo de modernización y capacitación, actualmente 82 países participan en decenas de misiones en el mundo entero. Nuestro país participó en Kosovo en el 1999 con un grupo de 25 policías.

En todo esquema de modernización y reforma de las fuerzas armadas y la policía, la participación de efectivos de esas instituciones en misiones de paz, se constituye en un eslabón importantísimo. ¿Por qué?

Veamos: el militar o policía de países como los nuestros que participa en misiones de paz, vive una experiencia profesional diferente a lo que hace en su ambiente natural: funciona realmente como agente de paz, aprendiendo y aplicando nuevos parámetros en la realización de su trabajo y a la vez tecnificándose e interactuando con personas de otros países por un fin común, y bajo la dirección total de civiles, con entrenamiento adecuado, estándares de procedimiento adecuados y dentro del camino de la ley. Además de reales ganancias económicas.

A través de más de 60 años de historia, unos 800,000 soldados y policías han participado en misiones de paz de las Naciones Unidas, dictadas y definidas por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General.

La participación de soldados y policías en misiones de paz beneficia a todo el mundo:
A las Naciones Unidas porque amplía su base de asistencia militar y cumple con su mandato teniendo una amplia gama de personal a quien recurrir.

A los Estados, porque les permite realmente aportar a la construcción de la paz. Un aporte que va más allá de reuniones y declaraciones cómodas en las salas de la ONU. Un apoyo que dice: “aquí mi cuota de sacrificio a los principios que me subscribo.”

A las instituciones militares y policiales, porque por un lado entrenan a su personal, pero por el otro, adquieren equipos, relaciones y apoyo financiero para sus actividades. Apoyo técnico y financiero que muchas veces no es recibido adecuadamente de sus propios gobiernos. Además que les permiten a los efectivos participar en operaciones militares/policiales reales.

Al militar o policía porque le permite, a nivel humano, conocer otras realidades, ampliar su mundo de experiencia, avanzar profesionalmente. También se beneficia a nivel económico, así como se benefician el Estado y las instituciones militares.

A la ciudadanía, porque le da esperanza de que con el tiempo, esos funcionarios a los que se les paga, apoya y mantiene con sus impuestos, puedan ver la luz y poco a poco entender cuál es su real misión.

Los Estados contribuyen tropas o individuos. Los individuos van como observadores militares o prestados por un periodo de tiempo para algunas labores especializadas. Estos individuos pueden recibir un salario directamente de la ONU. No el país. Cuando se envían tropas entonces se aplica lo que describimos mas abajo.

Regularmente, Naciones Unidas paga por transporte, cuidados médicos, alojamiento, alimentación y uso de equipos a los países contribuyentes. Por ejemplo, le pasa unos US$2,500.00 dólares mensuales para mantenimiento por cada vehículo, y unos US$300.00 mensuales por individuo, para el mantenimiento de equipos de comunicación, armas y uniformes.

Además de eso, provee US$1,100.00 dólares por soldado/policía, sin importar el rango, y a ese soldado también se le pasa un estipendio o dieta mínima, pero que le permite comprar algunas cosillas personales. Además de eso, cada efectivo está cubierto por un seguro de vida y contra accidente por arriba de los US$50,000 por individuo. El beneficiario de este seguro debe ser la familia del soldado/policía, no el Estado. Los efectivos son bien atendidos, en todos los sentidos, pero no es a un vacacional que van, aunque se les da días libres y periodos de descanso!

Ese dinero que se da por cada efectivo, se supone que debe ir a la mano del soldado o policía que participa en la misión. La mayoría de los países así lo hacen, pues comprenden que es una forma muy adecuada de incentivar a su personal, pues por arriba de estar en una zona de conflicto está separado de sus familiares, de su país. Usualmente se hace una escala de pago, que se divide de acuerdo al número de efectivos y rango. Por ejemplo: si se envía una compañía de unos 125 efectivos, regularmente estaría comandada por un capitán, con cuatro tenientes (primeros y segundos) de estado mayor, y unos 8 sargentos y 16 cabos, unos 100 rasos, etc. Esto lo indico por ilustración. 125 personas por 1,100 dólares, serian unos US$140,000 dólares mensuales. De eso se toma un 10% para un fondo de emergencia (para asistir la familia en caso de que ocurra algún problema, pagar un billete de avión para una visita al país, etc.), que se va acumulando a través del tiempo. El resto se distribuye entre todo el personal de acuerdo al grado, con una escala de diferenciación de un 10% de por escalafón.

Hay que recordar que cada efectivo mantiene su salario normal en el país de origen y que el tiempo de servicio en misiones de paz (que puede ser de seis meses a un año por rotación) cuenta como doble tiempo para efecto de antigüedad en el grado y servicio. Para seguir el ejemplo, un raso podría acumular, pagándosele unos 700 dólares mensuales, una suma de 8,400 dólares en un año, además de su sueldo. Y como en el área de misión le dan una pequeña dieta y le cubren todos los gastos, incluyendo los médicos si necesita, pues le queda limpia una suma que no hay forma que de manera honesta pueda acumular ni en 10 años de servicio.

Los métodos de selección, entrenamiento y servicio son dictados por las Naciones Unidas. Regularmente los oficiales comandantes tienen que hablar inglés, y los efectivos un elemento mínimo del idioma local y del inglés. Las funciones de las tropas pueden variar: logística y comunicación, policía militar, entrenamiento, observación, y labores propias militares o policiales: seguridad, patrulla, control ciudadano, etc. Regularmente los efectivos de países que comienzan a contribuir tropas se le asignan funciones a lo interior de los contingentes (logística, comunicación, Policía Militar, investigación) en las que hay muy poco contacto con los civiles o partes beligerantes, hasta que desarrollen un cuadro de oficiales familiarizados con las operaciones de paz.

Regularmente, los países rotan sus efectivos, toman efectivos de todas las ramas de sus instituciones militares y policiales, los entrenan como fuerza de tarea para la misión a la administración de esas fuerzas.

Un beneficio adicional para los militares y policías que participan en misiones de paz, es que Naciones Unidas emplea miles de individuos para funciones militares, de seguridad y policiales dentro de sus estructuras, pero se les exige, que tengan experiencia en el campo, y esta sólo se adquiere a través de misiones de paz. Así mismo se emplean miles de individuos para funciones civiles, en lo que esa experiencia ayuda. Es decir, una persona que se retire del servicio militar a los 45 años, podría optar por un puesto en la ONU, por unos 17 años, asegurándose un buen salario, excelentes condiciones de trabajo y una pensión adecuada.

Los riesgos políticos son mínimos, en cuanto a aportar tropas para misiones bajo el mando de las Naciones Unidas. Para eso es necesario que no se politice el asunto como se hizo en el 1999 cuando el país envió policías a Kosovo y la oposición al gobierno de turno salió con un sinnúmero de disparates, para luego enviar, en una acción ilegal y políticamente dudosa, contingentes militares a una zona de guerra bajo el mando de otro país, no de la ONU. En términos de riesgos personales, bueno, los efectivos estarán en zona de conflicto, pero en sentido general, no hay mas riesgos que los que corren en nuestro país, además, los militares y policías se supone que están en carreras de alto riesgo…. Yo participé, como funcionario de la ONU en varias de ellas, y en ocasiones en áreas muy peligrosas: Angola, Nicaragua, Israel, Líbano, Timor Oriental. Y como estoy convencido de lo positivo de esas labores, inclusive incentivé a mi hija a que participara durante 6 meses en una de esas misiones, como voluntaria de la ONU.

Un peligro real es que a algún efectivo se “ le pase la mano” como acostumbran a hacer aquí y use la fuerza inadecuadamente, o que sucumba a los riesgos de acciones criminales, que en algunos casos son tentadoras (contrabando de droga y diamantes, asalto sexual, por ejemplo) con la agravante de que los servicios de vigilancia en la ONU son bastante estrictos y podrían terminar expulsados y presos, pues ahí no se tolera lo mal hecho, y los países tienen que firmar protocolos de compromiso de utilizar la justicia nacional en caso de crímenes extraterritoriales por parte de los miembros de las tropas a que contribuyen.

Ahora bien, lo que yo he mencionado mas arriba, se relaciona con fuerzas de paz de Naciones Unidas, no de países en particular.

Por ejemplo, tengo entendido que hay tropas dominicanas que se están entrenando bajo el esquema y con la ayuda financiera del comando sur de los Estados Unidos. Esas tropas no están siendo entrenadas para misiones de paz de Naciones Unidas, podrían participar, luego de que estas apliquen el criterio de entrenamiento y selección, pero por ahora, esas tropas están siendo entrenadas dentro del marco político y doctrinario subregional del comando de los Estados Unidos para, si fuese necesario, utilizarla como se hizo hace unos años en Irak.

Esas tropas no están bajo el sistema de las Naciones Unidas, aunque se use el concepto genérico de: participación en misiones de paz.

Nosotros creemos que el país debiese entrar dentro del esquema de la ONU para esas actividades de capacitación y participación en misiones de paz, hay mucho que ganar y poco que perder.

******
¿Locrio cultural?

Foucaultismo pop
.

Para reflexionar: Si Luis Segura - El Añoñait0 - cantara con Juan Luis Guerra, ¿"vulgarizaria" uno al otro?

Por: FERNANDO VALERIO-HOLGUÍN

Tomado de: mediaIsla, resumen 0026 - Año VI

Suscripción semanal directa (gratis) (pulse aqui): mediaIsla-suscribe@guposyahoo.com

De continuar esta tendencia, no estamos muy lejos de presenciar, algún día, la conjunción de Pavarotti y el Añoñaíto cantando en un emotivo dúo, acompañados al cello por Yo-Yo Ma, y la Mulatona

En una breve reseña acerca del libro de Pierre Darmon, Damming the Inocent, Robert Darnton señala que en los últimos años ha habido un giro en cuanto a los temas tratados por los intelectuales de las academias norteamericanas y europeas en el área de la historia y de los estudios culturales, que enfatiza lo extraño y lo marginal. Y pone como ejemplo los temas de unos cuantos libros publicados durante los últimos tiempos: una monja lesbiana, un santo anoréxico, un niño salvaje, un hombre embarazado y una masacre de gatos.

Una de las causas que señala Darnton acerca del surgimiento de estos temas es el deseo de los intelectuales de llegar a un público lector más amplio a través de lo que el autor denomina Haute Vulgarisation (Alta Vulgarización) para no perder así la “legitimidad académica”. Todo este énfasis en la marginalidad surgió en los años 70 bajo la influencia del filósofo francés Michel Foucault, quien prestigiaba las microhistorias marginales sometidas al poder, si recordamos los trabajos del mismo acerca de los criminales, los locos y la sexualidad. “Lo marginal por tanto se convirtió en la preocupación central de la historia como discurso” (Darnton).

El “foucaultismo pop” consiste, según Darnton, en “la celebración de lo marginal en y por sí mismo… sin considerar el terreno epistemológico”. Si en el área de la historia o los estudios culturales no se toman en cuenta las bases epistemológicas, hay que señalar también que el producto pop está diseñado para el consumo de la historia como mercancía. Este consumo no sólo se limita a la historia sino también a la música, la literatura, el cine, la pintura y a todos los aspectos de la cultura que sean pasible de mercantilización. Lo marginal vende porque el ritmo del consumo en los últimos años ha alcanzado una velocidad tan vertiginosa que el público se cansa rápidamente de lo mismo y quiere algo nuevo, espectacular, exótico, “sabroso”, mórbido y “diferente”. Pero más que lo marginal y lo diferente, parecería que es la conjunción de lo marginal con lo diferente lo que vende.

Me referiré al mercado de la música como un ejemplo de “foucaultismo pop”. En 1990, fuimos testigos de la aparición del disco compacto de Los tres tenores, Carreras, Domingo y Pavarotti. A este compacto le siguió la secuela de Las tres sopranos, Los tres tenores irlandeses y Los tres contratenores.

Algo similar ocurrió con el redescubrimiento de Mozart en la película Amadeus de Milos Forman. A un Mozart trivializado e infantilizado, le siguió el disco A different Mozart, y luego la grabación del cantante norteamericano de jazz Bobby McFerrin con el músico de origen latino Armando Anthony Corea en el compacto Bobby McFerrin/Chick Corea: The Mozart Sessions. Esto dio paso a la grabación del mismo Bobby McFerrin con el cellista de origen chino nacido en París, Yo-Yo Ma, en el disco Hush. Este último, a su vez, ha grabado discos tan disímiles como El alma del Tango y Jornada en los Apalaches.

De continuar esta tendencia, no estamos muy lejos de presenciar, algún día, la conjunción de Pavarotti y el Añoñaíto cantando en un emotivo dúo, acompañados al cello por Yo-Yo Ma, y la Mulatona como invitada especial del ballet Santo Domingo, en una inolvidable representación en el Tarro Bar de Villa Tapia —si es que aún existe.

******
La dignidad del Arte
.

Eduardo Galeaono

Por: Eduardo Galeano

Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué.

Cuando me viene el desánimo, me hace bien recordar una lección de dignidad del arte que recibí hace años, en un teatro de Asís, en Italia. Habíamos ido con Helena a ver un espectáculo de pantomima, y no había nadie. Ella y yo éramos los únicos espectadores. Cuando se apagó la luz, se nos sumaron el acomodador y la boletera.

Y, sin embargo, los actores, más numerosos que el público, trabajaron aquella noche como si estuvieran viviendo la gloria de un estreno a sala repleta. Hicieron su tarea entregándose enteros, con todo, con alma y vida; y fue una maravilla.

Nuestros aplausos retumbaron en la soledad de la sala.

Nosotros aplaudimos hasta despellejarnos las manos.

******
Alfred Hitchcock Presents (Onírica y ausente se desnuda la muchacha)

A Efraím Castillo. A Pedro Antonio Valdez

Central Park in the pond, Manatan

Por Armando Almánzar Botello
Domingo 4 de julio de 2010

En el décimo piso de la muerte, asoma,

punzante y vertical como la duda, caída pensada
simplemente, o
pasada de moda: ¡el vértigo!

Empire State Building, New York , 2009.

Zero Zone after...

Casi un ojo que florece contra el cielo

enigmática su letra se derrama:
Alfred Hitchcock Presenta… Recuerdo…

Detenido el ascensor,

se abre una ventana y ¡acontece al fin la luna!
Dialogan el viejo y la muchacha…

-¿Cogito, ergo sum?... Larvatus prodeo…

-What do you say?-
El payaso cayó desde lo alto, ergo… ¡risas!

Neón rojizo la Ciudad a la izquierda por la sangre.

Onírica desnuda y reflejada en mar intenso, gruñe
un Circo hasta la médula su música inoída:

Tiembla luz de lejanía entreabierta por sus manos.

En mágico trapecio su cuerpo de gimnasta,
suspende, promete, oculta,
desliza la muchacha
misterioso un torso lúcido en espejo
y toco ausencia…

This scholar chinese girl is music pure... (Leer más)


Dirección del Poema:
http://tambordegriot.blogspot.com/2010/07/alfred-hitchcock-presents-onirica-y.html

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1917).