martes, enero 29, 2013

Noticias del Frente Historiográfico 130

Santiago de Chile: Declaración Cumbre de los Pueblos


Por: Varias organizaciones, Adital 28 01 2013

En el marco da la Cumbre de los Pueblos realizada entre los días 25-27 de enero de 2013, en Santiago de Chile, las organizaciones y movimientos sociales y políticos de los diferentes países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea declaramos lo siguiente:

Hoy, somos testigos de cómo los bienes naturales, los derechos y las personas han sido mercantilizadas en las naciones y pueblos de América Latina, Europa y el Caribe, producto de la lógica capitalista, que en su vertiente neoliberal y machista, permite su instalación y profundización a través de aparatos cívicos, políticos, militares.

Las relaciones existentes entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe que priorizan los privilegios y ganancias de los inversionistas frente a los derechos de los pueblos a través de acuerdos comerciales y acuerdos bilaterales de inversiones, profundizan este modelo que perjudica a los pueblos de ambas regiones.

Es así, que estos Estados mercantilistas, las transnacionales y las corporaciones continúan siendo administradores y profundizadores de la pobreza y la desigualdad social en el mundo, amparados por un tipo de democracia representativa, de mano de la élite  que se aleja de los intereses de las grandes mayorías de nuestro pueblo.

Esta hegemonía del capital financiero se manifiesta entre otros en la privatización y mercantilización de los servicios públicos, el desmantelamiento del Estado de bienestar, la precarización del trabajo, el extractivismo, la usurpación, la destrucción y mercantilización de los bienes naturales y sociales propios del pueblo y el desplazamiento forzoso de los pueblos originarios, provocando las crisis alimentarias, energéticas, climáticas.

En la Unión Europea la crisis capitalista ha significado un verdadero golpe de estado financiero que ha impuesto políticas de austeridad en contra de los derechos de los pueblos, de los derechos laborales, ambientales, etc. La troika europea (FMI, BCE, Comisión Europea) obliga los estados a endeudarse para salvar los bancos para que seamos los pueblos los que paguen la crisis provocada por ellos mismo.

Al mismo, es necesario visibilizar la creciente opresión y discriminación hacia las mujeres en América Latina, el Caribe y Europa.

No obstante, a este panorama que parece adverso, reconocemos procesos históricos y recientes a partir de las luchas de nuestros pueblos en el mundo, que han logrado tensionar y agrietar las actuales lógicas y nos dan la esperanza de que otro mundo es posible.

De este modo, surge la necesidad de construir las bases para un nuevo modelo de sociedad que transforme las actuales lógicas y coordenadas políticas, económicas, sociales y culturales en todas nuestras naciones y pueblos de ambos lados del continente las luchas de los diferentes actores y organizaciones del campo popular.


Para alcanzar estos objetivos proponemos que:

Los derechos y bienes naturales arrebatados a nuestro pueblo deben ser recuperados, por medio de la nacionalización, la comunitarización de los bienes y servicios y los medios de producción y el reconocimiento constitucional de la naturaleza como sujeto de derecho. Esto implica pasar de ser resistencia y movimientos reivindicativos a una alternativa que contenga una propuesta política-social integral de país.

Promover el paradigma del buen vivir basado en (el) equilibrio del ser humano con la naturaleza y el medio ambiente y los derechos de la tierra, al servicio de los pueblos, con una economía plural y solidaria.

Democracia directa, participativa y popular y su concretización desde las bases sociales. Para ello, es necesario la integración de actores sociales y políticos del mundo, valorando prácticas territoriales y haciendo el dialogo entre las instancias locales y globales.

Promover la integración en la participación política de los niños y niñas y las juventudes, desde un enfoque de género. Respeto a la libre determinación de los pueblos originarios del mundo, entendiéndolos como pueblos hermanos no sometidos a la territorialidad impuesta por la colonización. Esto, sumando a la promoción de la soberanía alimentaria en perspectiva de una autonomía territorial que a los pueblos y comunidades decidir qué y cómo producirlo.

En cuanto al avance de la represión y la criminalización de la protesta, movimientos sociales y populares, debemos articularnos de tal manera de generar la fuerza necesaria para frenar el avance de leyes antiterroristas y la inserción en las comunidades indígenas de nuestros pueblos, como a su vez la militarización imperialista que ha instalado bases militares en América Latina, Europa y el Caribe.

Sensibilizar, agitar y promover luchas contra las transnacionales, mediante campaña de denuncias y boicot en todos los niveles.

Posicionar el feminismo con un proyecto político antipatriarcal y anticapitalista. Reconocer y promover los derechos de los migrantes y los derechos de los pueblos de libre tránsito entre las naciones.

Plena solidaridad con el pueblo Palestino y todos aquellos pueblos y naciones oprimidos por el poder colonizador y el imperialismo, así como el repudio a las intervenciones cívicos-militares en Honduras, Haití y Paraguay. Apoyamos los procesos de paz, con la participación de los actores sociales y políticos en Colombia. Solidaridad con el pueblo cubano en contra del bloqueo, con Argentina en el proceso de recuperación de las Malvinas, con Bolivia y su demanda por salida al mar, con el pueblo Venezolano en el proceso Bolivariano y con los movimientos sociales en Grecia y España. En el caso de Chile, solidaridad con el movimiento estudiantil en defensa de la educación pública, gratuita y con el pueblo-nación mapuche contra la represión realizada de parte del Estado.

Acompañando la lucha por la soberanía de nuestros territorios en América Latina, es necesario luchar por el respeto de la soberanía de nuestro cuerpo como territorio propio de las mujeres.

Entendemos que la superación de la precarización laboral a la que se ven expuestos las mayorías de trabajadores en América Latina y el mundo, pasa por un cambio estructural que altere las relaciones de propiedad y producción de bienes y servicios valorando la labor esencial que desempeñan los trabajadores y trabajadoras como sustento sobre el cual se construye toda sociedad.

De manera transversal, debemos avanzar en la construcción de plataformas de lucha comunicacional que no sólo permitan develar y difundir las demandas y alternativas de nuestros pueblos frente al modelo hegemónico, sino también como forma de explicar las verdaderas causas de los problemas que hoy nos aquejan.

Debemos ser capaces de construir demandas unitarias que aglutinen a todos los actores sociales y pueblos en disputa y que a su vez nos permitan trazar un horizonte estratégico hacia el cual avanzar, articulando y organizando la unidad entre el movimiento sindical, social y político en América Latina, el Caribe y Europa. Esto debiera traducirse en una hoja de ruta de trabajo y de movilizaciones para el presente periodo, pero con perspectivas a largo plazo.

Al mismo tiempo, fortalecer la organización social y popular en cada sector de inserción, potenciando la amplificación de nuestras demandas a las grandes mayorías por medio de la politización y la movilización.

No podemos dividir más las instancias organizativas en las que estamos, conducir hacia un proyecto en la diversidad es el mayor desafío que se nos presenta para la generación de una alternativa real de poder popular. Romper con los sectarismos que fragmentan, dividen e impiden la construcción de unidad del campo popular, es una tarea urgente.

Frente al poder del bloque dominante sólo la unidad y la solidaridad entre nuestros pueblos nos darán la fuerza necesaria para alcanzar nuestros más alto objetivos y vencer.
Santiago de Chile, Enero 2013

******
Cumbre Empresarial Celac-UE: Ausencia de los Pueblos


Por: Álvaro Cuadra, Universidad de Arte y Ciencias Sociales, Chile. Adital 28 01 2013

Nuestro país es, por estos días, sede el encuentro CELAC-UE, una reunión cumbre en que los gobiernos latinoamericanos, incluido el presidente de Cuba, se dan cita con principales mandatarios de la Unión Europea. El actual gobierno de derechas encabezado por el presidente Sebastián Piñera se esfuerza por mostrar la mejor cara de su país, aseverando que se trata de un país seguro para las inversiones, una democracia pujante cuyo horizonte no podría ser otro que el desarrollo. No obstante, una amplia mayoría de chilenos sabe de sobra que el fasto y el espectáculo mediáticos no alcanza para ocultar al mundo la otra cara de este pequeño país sudamericano que, dicho sea de paso, dista mucho de los cánones democráticos que reclaman los europeos.

Por ello y con justa razón, una serie de agrupaciones se ha planteado una reunión alternativa, ya no de gobiernos y hombres de negocio sino de organizaciones sociales: La Cumbre de los Pueblos. La agenda de esta cumbre de pueblos incluye temas que interesan a las grandes mayorías de excluidos de nuestros países, pero que no ocuparán el tiempo de los mandatarios asistentes al CELAC–UE, preocupados como están por las inversiones, los negocios y el capital. Democracia y participación. Derechos humanos y laborales. Derechos de los pueblos indígenas y de la Madre Tierra. Integración y solidaridad entre los pueblos.

Es bueno y necesario que los pueblos de Europa sepan que nuestras democracias no son lo que parecen. Los chilenos bien sabemos que lo que aquí se llama democracia es, en verdad, un engendro dictatorial que se ha perpetuado hasta el presente bajo la forma de una constitución de facto. En ese cuerpo legal se estatuye la impunidad de civiles y militares que participaron en horrendos crímenes de lesa humanidad. Son esas mismas leyes hechas durante la dictadura las que condenan hoy a millones de trabajadores y sus familias a salarios miserables mientras que permiten las ganancias millonarias de grandes corporaciones nacionales e internacionales, convirtiendo los derechos básicos en negocios inescrupulosos, así la educación, la salud y la previsión social.

Una "democracia de baja intensidad” es el rostro populista y demagógico de un Estado profundamente autoritario que acalla por la fuerza cualquier reclamo de los movimientos sociales, tal y como hemos sido testigos durante años en la Araucanía. En Chile no se respeta el derecho de los pueblos indígenas como tampoco se respeta el medioambiente. La lógica neoliberal, interesada en la riqueza para unos pocos, está agotando nuestros recursos naturales y contaminando nuestro patrimonio natural.

Es imprescindible que los pueblos de Europa tomen conciencia de lo que significa en estos países la carrera armamentista en que muchos gobiernos de la región se encuentran sumidos bajo cualquier pretexto. Chile ocupa un inquietante segundo lugar en gastos armamentistas, mientras el país acusa un índice de pobreza extrema que bordea un quinto de su población. Vivimos la paradoja de que la miseria y la cesantía más insultante conviven con armamentos de alta tecnología que cuesta millones de euros.

En esta era de la globalización, los verdaderos excluidos en el mundo entero son, precisamente, los pueblos: Millones de ciudadanos sometidos a la crisis económica, a la precarización de sus empleos, a la represión mediática y policial. Ellos son los grandes ausentes de estas reuniones de mandatarios donde, entre sonrisitas fotogénicas, lo único que importa es el dinero de unos pocos, aquí en América Latina y allá en una Europa sumida en una infinita crisis económica que ya lleva muchos años.

******

Sólo miro hacia delante (fragmento)

Los sueños del mejor jugador del mundo

Por: Gustavo Ronzano, Clarín, republicado en En positivo, semana 27 enero 2013

Los sueños de Messi: “Como jugador, tengo que mejorar en todo”.


La Pulga

El juego que mejor juega y que más le gusta es el del fútbol, claro. Y tanto le gusta y tan bien lo juega que hace rato ya se transformó en el mejor jugador del mundo. Nadie, sólo él, ganó cuatro veces el Balón de Oro. Y encima en forma consecutiva.

Nadie, sólo él, pulveriza un récord tras otro. Nadie, sólo Lionel Andrés Messi, marcó 91 goles en un año calendario como acaba de hacer el rosarino en 2012. Si la historia del fútbol mundial es riquísima en cuanto a números, está claro que él ya se ganó un lugar de privilegio para la posteridad en ese sentido.

Si los libros guardan montones de próceres futboleros, también es más que evidente que La Pulga (como se le apoda), con la fuerza de su talento, hace tiempo se ganó el bronce. Y más allá del Barcelona, ahí está la Selección, con sus fichas puestas en él, camino al Mundial del año que viene en Brasil.

Pero Messi también es crack por su manera de ser, por ese bajo perfil que defiende con la misma convicción que al buen fútbol.

Por todo esto el ida y vuelta de las preguntas y respuestas con el mejor del planeta bien vale la pena.

-¿Qué pesa más a la hora de apoyar la cabeza en la almohada, pensar hasta dónde llegaste o en lo que queda por delante?

-Nada, sólo descanso, no soy de ver para atrás, sólo miro hacia adelante.

- Ya habías ganado tres Balones de Oro, ¿por qué cuando recibiste el cuarto dijiste que estabas nervioso y no te salían las palabras?

-Porque me agarró con la mente en blanco y fue un momento en que no pensaba en decir nada y quizás por ser el cuarto y lo que eso significaba me quedé en blanco.

-¿Sabés que ese discurso, donde agradeciste a tus compañeros del Barcelona y la Selección, a tu familia, a tus amigos, a tu esposa y a tu hijo, les llegó mucho a los hinchas y que cada día que pasa te quieren más por tu humildad?

-Solamente demuestro lo que soy, no me preparo para ser diferente, soy como soy.

-¿Se puede decir que tu familia y tu vida en el Barcelona fueron los dos pilares para que hoy sigas teniendo los pies sobre la Tierra?

-Sí, por supuesto, siempre lo agradezco y se lo he dicho a la gente.

-Rompiste todos los récords. Pero siempre hay más. ¿Hay alguna marca en especial que te gustaría alcanzar?

-No, no es mi objetivo el de romper marcas, quiero ganar cada temporada todo lo que fuera posible con mi equipo, sea el Barcelona o la Selección.

-¿En qué creés que tenés que mejorar como jugador?

-En todo, vivimos tratando de mejorar en cualquier ámbito de la vida y yo en el fútbol no soy la excepción.

******

La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).