miércoles, octubre 06, 2010

Noticias del Frente Ancestral 054

11 DE OCTUBRE: GUABANCEX VIENTO Y AGUA INVITA
LA ULTIMA NOCHE EN QUE REINO LA LIBERTAD EN ABYA YALA

.


Logo de Guabancex de la celebracion de la ultima noche de libertad en America

Homenaje a Tres de Nuestros Héroes Originarios olvidados: Caonabo, Anacaona y Bohechío

Lunes, 11 de octubre, 2010, 7:00-8:30 pm, Plaza Fray Bartolomé de Las Casas, Arzobispo Meriño esquina Padre Billini, Ciudad Colonial.

******
Encuentran ruinas podrían ser pirámides aborígenes en Puerto Plata
.

Foto del conjunto de piedras calizas en un promontorio que supuestamente los aborígenes fueron tallando y dándoles forma piramidal

Fuente: El Faro, 5 de octubre, 2010; oirrc@uctp.org; la_voz_taino

PUERTO PLATA, Rep. Dominicana - El descubrimiento arqueológico aborigen más trascendental de todos los tiempos de República Dominicana, podría haberse producido en una comunidad rural cercana a esta ciudad. Se adelantó que trataría del descubrimiento de las ruinas de un conjunto piramidal y un asiento indígena sujeto a ser confirmados por los arqueólogos que están siendo contactados por uno de los propietarios de la tierra donde se hizo el hallazgo.

El informante, el cual rehusó identificarse, afirmó que de comprobarse la veracidad del hallazgo, este descubrimiento podría cambiar la historia de la época precolombina criolla en muchos aspectos.

Reveló que el sitio donde supuestamente están situadas las pirámides, está ubicado en un área elevada que estaba cubierta de árboles y arbustos durante cientos de años, razón por la cual no fue encontrada antes.

Dio a conocer que el hallazgo de las presuntas ruinas se produjo de modo fortuito el pasado 2 de septiembre, mientras un trabajador suyo realizaba trabajos de desyerbo en las inmediaciones del lugar donde construye una vivienda y un sanitario.

"Vamos a traer un agrimensor para medir el área y traer los arqueólogos, los geólogos y los antropólogos para que examinen los restos de las pirámides y localizar el asentamiento y el cementerio indígenas.

Explicó que se trata de un conjunto enorme de piedras calizas ubicadas en un promontorio que los aborígenes fueron tallando y dándoles forma piramidal, el cual nadie había descubierto, hasta que Dios dijo: "mi hijito, a ti es que te vamos a premiar permitiendo que seas el descubridor".

******
El Cemí Corocote
.

El Cemi de Algodon (Museo de Turin, Italia) podria ser una representacion del mitico Corocoto, quien jugando, preñaba mujeres

Por: Sadí Orsini Luggi

Publicado en facebook por José Enrique Méndez, martes, 5 de octubre de 2010

Corocote era de algodón muy fino, diferente a los demás cemíes tutelares de los indios taínos. Estaba muy orgulloso porque protegía al cacique Guamorete y era el tutelar de los niños que nacían con la cabeza deforme.


Corocote era muy antojadizo. A veces solía irse de oratorio donde estaba fugándose a vagabundear con las mujeres del yucayeque con quienes tenia hijos que el protegía. Por eso las mujeres querían mucho a Corocote y lo llevaban a jugar y a comer frutas del campo.

La última vez que salió tuvo que hacerlo por encima de las llamas que consumían el caney de Guamorete. El pobre cacique Guamorete tuvo que comenzar a construir una nueva casa. Y mientras lo hacía, Corocote apareció de pronto, sentado sobre el techo de paja, riéndose y tocando una maruga.


Según cuentan las historias, hombres extraños, enemigos del poblado, quemaron el caney del desconsolado Guamorete, teniendo Corocote que alejarse solo y triste a las montañas. Allá lo encontró Guatabanex, otro cacique, que lo llevó a su casa.

Ahora Corocote sigue haciendo de las suyas con las mujeres en el yucayeque de Guatabanex.


******
COPRESIDA pone en circulación informe de la Medición del Gasto en Sida (MEGAS)
.

El director de COPRESIDA, Dr. Gustavo Rojas Lara, se dirige al publico

Santo Domingo, martes, 5 de octubre de 2010

La primera evaluación sobre la Medición del Gasto en Sida (MEGAS) en la República Dominicana incluye la identificación de las fuentes de financiamiento, quiénes son los principales proveedores de servicios, población beneficiaria, cuáles son los renglones de mayor consumo, la inversión en prevención y tratamiento, entre otras intervenciones.

La investigación fue realizada a instancias del Consejo Presidencial del Sida (COPRESIDA), por la Fundación Plenitud con el apoyo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y el Sida (ONUSIDA), en interés de identificar determinadas variables que permitan una mejor utilización de los recursos.

El Director de COPRESIDA, doctor Gustavo Rojas Lara, explicó que el MEGAS es una herramienta mediante la cual se da seguimiento y evaluación a los recursos económicos, ya sean estos nacionales o internacionales, utilizados en la Respuesta a la epidemia lo que permite tomar decisiones adecuadas, mejorar la planificación y garantizar la transparencia en el manejo de los recursos.

La metodología del MEGAS, elaborada por ONUSIDA, unifica las categorías para las estimaciones de recursos a nivel mundial. La estimaciones del gasto a nivel nacional permiten incorporar un sistema de información financiera que fortalezca el marco de monitoreo y evaluación de la respuesta a la epidemia.

Rojas Lara puntualizó que los resultados del MEGAS arrojaron que el gasto nacional durante el 2008 ascendió a $1,077 millones, equivalentes a US$31.3 millones, de los cuales, el 49% fue financiado con fondos internacionales, el 26% con fondos públicos y el 25% con fondos privados.

Detalló que el 83% de los fondos internacionales en el año 2008 fue aportado por el Fondo Mundial, mientras el 98% de los recursos privados correspondió a gastos de bolsillo de los hogares.

Asimismo, el 62 % del los recursos provenientes del sector publico lo realizó el Gobierno central y el resto correspondió a un préstamo del Banco Mundial.

El MEGAS consigna que las instituciones del gobierno son las principales proveedoras de servicios relacionados con el Sida, especialmente los hospitales del Ministerio de Salud Pública, las Unidades de Atención Integral, los laboratorios, y también las Organizaciones No Gubernamentales y actores de la Sociedad Civil.

Según el estudio, el 40 por ciento en SIDA fue orientado a la atención y el tratamiento de las Personas que Viven con VIH, y el 25 por ciento a la prevención.

La Medición del Gasto en SIDA (MEGAS) es una herramienta básica, diseñada por ONUSIDA, para supervisar el cumplimiento de las funciones de seguimiento y evaluación de los recursos provenientes de fuentes internas y externas que se invierten en los países para dar respuesta a la epidemia del VIH y el SIDA.

Tras la realización del estudio, el país tiene el reto de seguir adelante con la medición del gasto en esa área, en interés de modular la inversión y el financiamiento, principalmente en aquellas acciones relacionadas con la prevención y el tratamiento, y como una forma de rendición de cuentas y dotar de transparencia el manejo de los fondos públicos en el contexto de la Respuesta Nacional.


******
Preocupa aumento de transmision de VIH entre migrantes rurales mexicanos
.

La incidencia de VIH sigue aumentando en los migrantes mexicanos

Notimex, 6 de octubre 2010


Guanajuato, 5 Oct. (Notimex).- El director del Centro Nacional para la Prevención y Control del Sida (Censida), José Antonio Izazola Licea, informó que es preocupante el incremento de los casos de VIH/Sida entre migrantes mexicanos que buscan llegar a Estados Unidos.

Entrevistado en el marco de los trabajos de la Semana Binacional de Salud y el Foro Binacional de Políticas Públicas de Migración y Salud, atribuyó esa situación no sólo al contacto con trabajadoras sexuales y uso de drogas inyectables en la frontera, sino también por violencia sexual que sufren tanto hombres como mujeres.


Además esa circunstancia ha provocado el aumento de incidencia en zonas rurales, donde se registran seis contagios por cada mil habitantes, mientras que la media nacional abierta alcanza a casi cuatro de cada mil, agregó.

Asimismo, subrayó que los hombres migrantes se contagian más que las mujeres, porque a diferencia de éstas que llegan a Estados Unidos para quedarse, los varones van y vienen a México varias veces, situación que propicia el riesgo de contagios en el país.


En ese sentido, añadió que las comunidades más afectadas con casos de VIH/Sida por el retorno de familiares de Estados Unidos son aquellas con alrededor de dos mil habitantes y son hombres migrantes quienes más se contagian.

"Además de la práctica de sexo sin protección con servidores sexuales y el uso de drogas inyectables, también hay violencia sexual en las primeras franjas, hay violación de hombres y mujeres, este también es otros de los componentes, cada uno juega en diferentes papeles y cada uno tienen un peso diferente", refirió.


Sobre los contagios en zonas rurales sostuvo que "en la parte cuantitativa tenemos algunas indicaciones iniciales que debemos confirmar, que la prevalencia está subiendo más para parecerse a las de Estados Unidos, es decir seis de cada mil. De confirmar esto tenemos que tener una luz amarilla casi roja en ese sentido".

Insistió en la necesidad de que los migrantes mexicanos cuenten con atención de salud, porque al no tener esos servicios se incrementa la posibilidad de transmisión.


******
Cópula con Reinaldo Arenas
.


Por: Carlos Velazco, VIERNES 17 DE SEPTIEMBRE 2010

Reinaldo Arenas ha regresado. Pero varios de mis amigos que sí lo conocieron no creen todavía cierta la publicación del libro de Tomás Fernández Robaina: (Misa para un ángel, Ediciones Unión, La Habana, 2010, 114 p.) ¿Pero cómo? Mentira”, preguntan afirmando. Y uno que sí, que ha visto el ejemplar, y que no, no lo van a hacer pulpa; se hará una presentación y todo en la UNEAC, el mismo sitio del que un día marginaron a Reinaldo.

He escrito en otra parte que Oneida Fuentes, la madre de Reinaldo, decía que después de muerto todo se perdona. Pero no es del todo así, al menos no tan pronto. No se le perdonan fácilmente muchas cosas a Reinaldo Arenas: su militancia política, su abierta homosexualidad, sus injurias, por ejemplo; pero sobre todo, cuesta perdonarle su enorme talento, su entrega sacerdotal a la literatura y su éxito.

No es muy fácil para otro autor de la Isla digerir que aquel hombre sin cátedra alguna, para colmo separado de la Escuela de Letras, que escribía salvajemente, con errores ortográficos en sus primeras novelas, escasamente pulido siempre, sea uno de los más grandes escritores cubanos de todos los tiempos.

La anécdota más triste sobre él me la contó su tía Onelia, interrumpiéndola constantemente con el adjetivo “pobrecito”. Desde muy pequeño, Reinaldo quiso escribir, y lo hacía donde podía: cartones, pedazos de papeles usados, rotos, todos de distintos tamaños y texturas, que se fueron acumulando. Entonces, los atravesaba en el extremo por un alambre y los unía, con la ilusión de tener un libro. Su libro. También el alambre le cortaba a veces las manos.

Y esto era un augurio. Las materias que Reinaldo conjuraba y que hacen innumerable su literatura surgen de la vida, de vivir hasta las últimas consecuencias. Al seguir auténticamente el camino de la autodestrucción: la promiscuidad sexual, la cárcel, el exilio, el sida, el suicidio, alcanza su triunfo, o como también le diría: su “venganza”. Trasciende las coyunturas, la retórica de las contradicciones Isla-Exilio, al situarse en las antípodas de toda hegemonía, sistema político, normativa sexual o prejuicio por el que las personas rigen su comportamiento. Es la total libertad de quien no reconoce límites, al punto de hablar y escribir como no se debe. “Si se es honesto cuando se escribe -afirmaba-, ese mundo, ese medio en el cual nos desarrollamos y surgimos, quedará, indudablemente, expresado en la obra, con todas sus violencias, ternuras, defectos y bestialidades.”

¿Cómo hacer entonces, Reinaldo, para que Tomás Fernández Robaina pueda dejarte hablar, decir lo que piensas, sin interrumpirte o censurarte?, porque la verdad es que en algunos de tus libros no te ayudas, ni ayudas a los demás a que hablen de ti. Preparar la misa, para dar fe y gracias por “todo el escándalo que ha dejado”. Desde que Eliseo Diego descubriera su talento en bruto gracias al cuento “Los zapatos vacíos”, y Reinaldo pasara del INRA a la sala circulante de la Biblioteca Nacional, donde más bien su trabajo era leer. Ya Tomasito lo había conocido de vista en Holguín, en la Escuela de Contadores Agrícolas, que Reinaldo llegó a terminar, pero de la que Tomasito sería expulsado antes. Otra constante en la vida de ambos: las expulsiones.

Para Reinaldo, una flor es un órgano sexual, y esto es motivo suficiente de belleza. A muchos deslumbró la aparición de Celestino antes del alba, el punto de vista inusual desde el desconcierto del niño, pero aquella relación con el entorno y la familia, hostil, incluía los componentes de la crueldad y la violencia. Ya estaban fijados los presupuestos de una obra, y quedaba por delante iluminar las distintas zonas de ese universo definido en sus contornos. Uno de los integrantes del jurado que en 1966 concedió la mención por unanimidad a Arenas y declaró desierto el premio de novela de la UNEAC, el español Juan García Hortelano, dedicó el más contradictorio de los señalamientos al manuscrito de El mundo alucinante: “Luce que el autor escribe rápido, lee rápido y no filtra nada, ya que en la novela se encuentran influencias diversas: Robbe-Grillet, Joyce, Virginia Woolf.” Aquí debería hacer una ironía.

En Misa para un ángel encontramos también las voces de Clara Morera, la de alguien que padeció la UMAP, la de una cartomántica, la de Aurelio Cortés, a partir del material recogido por su autor en entrevistas. El jardín del bien y el mal, con las delicias que a cada uno corresponde: Reinaldo y Tomasito vuelven a nadar en el transparente mar de La Concha, a pasear por las calles donde fueron jóvenes, a frecuentar las zonas de “libre comercio” de la jungla gay habanera, buscar esos cuerpos deseosos de ofrecerse y responder a los gestos promisorios de otro hombre tocándose su prominente bulto.

Asegura Tomasito que debía ya escribir de Reinaldo, por sus continuas apariciones en sueños. Por ende, eran unos sueños muy raros. Ha preferido literaturizar su testimonio de una realidad ya de por sí literaria. Porque, ¿no es azarosa la vida de Reinado Arenas como la de cualquiera de sus protagonistas? “Él exagera”, se comenta frecuentemente. Se habla de Reinaldo, y algunos sienten una imperiosa necesidad de tomar posición, establecer límites, aclarar. Pero, ¿no podrían leerse como ficción también pasajes de Yo, Publio, en los que Raúl Martínez recordaba el temor con el que tomaba café en la parada del Coppelia, mirando a un lado u otro para huir si algo pasaba, rezando para que llegara la guagua lo más rápido posible, o cuando relata que había en los cines gente con la misión de sentarse cerca de ellos, provocarlos, y llevar a la estación de policía a todo aquel que respondiera.

Los sueños raros de Tomasito son manifestación de una característica común a todos los de su generación que compartieron el mismo ambiente de Reinaldo Arenas, se trata de seres inadaptados, frágiles, marcados por una experiencia traumática con la Historia, que fracasan al atreverse a ser ellos mismos en su búsqueda desenfrenada del placer. Una especie en extinción que escapa a la lógica. Para ellos, Reinaldo consiguió que pasaran a formar parte de la historia literaria. El resultado es que todos creen de antemano conocer a Delfín Prats, a Tomasito, a Ingrid González y a un largo etcétera.

Han pasado veinte años desde la muerte de Reinaldo Arenas. Entonces hay quien pudo pensar y hasta decir: “Ya todo ha concluido”. Pero su obra, desechada o escasamente atendida en su país, nunca ha dejado de ser piedra angular de la literatura cubana. En cuanto al tiempo perdido hasta hoy, podemos aplicar al pasado el consejo de uno de los personajes de Vassili Groosman: “De nada vale llorar por lo que es inevitable”. Aunque Tomasito prefiere decir: “Lo hecho, hecho está”.

La copulación total con Reinaldo Arenas se alcanza solo con la lectura de sus libros. Innumerables son las variantes para que dos personas consumen el acto sexual, pero no por ello el rito deja de ser antiquísimo. Podemos suponer, que leer Misa para un ángel, de Tomás Fernández Robaina, equivale a desnudarnos.

Cortesía de Manuel Moreta