lunes, octubre 15, 2012

Noticias del Frente VIH 069

Actualización semanal VIH y sida, para Conavihsida y Comunidad Científica VIH, lunes 15 de octubre, 2012

Selección y traducción: Antonio de Moya, MPH




Drewes J, Gusy B, von Rüden U. Más de 20 años de investigación de la calidad de vida de las personas con VIH y sida: Una revisión descriptiva de las características de los estudios y enfoques metodológicos de estudios empíricos publicados. (More Than 20 Years of Research into the Quality of Life of People with HIV and AIDS: A Descriptive Review of Study Characteristics and Methodological Approaches of Published Empirical Studies.) J Int Assoc Physicians AIDS Care (Chic). 2012 Oct 4.

http://jia.sagepub.com/content/early/2012/10/03/1545109712456429.abstract

ANTECEDENTES: La calidad de vida de las personas que viven con VIH y sida (PVVS) se está convirtiendo cada vez en algo más importante - un hecho que también se refleja en los extensos esfuerzos de investigación. Debido a la falta casi completa de integración sistemática de los resultados de la investigación, no es posible proporcionar una visión general del estado actual de la investigación, o derivar afirmaciones válidas acerca de los resultados de la investigación. Métodos: Se realizó una búsqueda en la literatura con respecto a la calidad de vida de las PVVS en dos bases de datos internacionales de investigación. Después de verificar su pertinencia, 852 publicaciones aparecidas en revistas científicas, y de forma explícita, la medición de la calidad de vida de las PVVS, fueron clasificadas sobre la base de las características de los distintos estudios. RESULTADOS: El número de publicaciones por año en nuestro universo en estudio ha ido en constante aumento desde 1989. Más de 40 instrumentos establecidos fueron usados para determinar la calidad de vida, más frecuentemente el MOS-VIH, seguida de la SF-36. La gran mayoría de los estudios son estudios de correlación. Las células CD4, el género y la edad son las variables más comúnmente reportadas en las correlaciones con la calidad de vida. Conclusiones: Nuestro análisis descriptivo subraya tanto la importancia cada vez mayor y los retos de la investigación sobre calidad de vida, como de la gran variedad de instrumentos utilizados con PVVS. Los límites de esta revisión son discutidos y se concluye con la formulación de necesidades de investigaciones relativas a la revisión de estudios comparativos y a las revisiones sistemáticas y preguntas frecuentes de investigación sobre los instrumentos.

******
Kim AA, Morales Miranda S, Lorenzana de Rivera I, Paredes M, Juarez SI, Alvarez B, Liu X, Parekh B, Monterroso E, Bailey G. Incidencia de VIH en poblaciones vulnerables en Honduras: resultados de una encuesta conductual y biológica integrada entre trabajadoras sexuales, hombres que tienen sexo con hombres, y garífunas en Honduras, 2006. (HIV incidence among vulnerable populations in Honduras: results from an integrated behavioral and biologic survey among female sex workers, men who have sex with men, and Garifuna in Honduras, 2006.) AIDS Res Hum Retroviruses. 2012 Oct 3.

http://online.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/AID.2012.0032

Antecedentes: Honduras tiene una de las tasas más altas de prevalencia de VIH en América Central. Los datos sobre la incidencia del VIH son necesarios para identificar grupos de mayor necesidad de intervenciones de prevención para planificar la respuesta al VIH. Métodos: Se aplicó una prueba para la infección reciente por VIH a muestras positivas de una encuesta biológica y de comportamiento para estimar la incidencia dervada de un ensayo clínico entre hombres que tienen sexo con hombres (HSH), trabajadoras sexuales, y la población garífuna en Honduras. Las estimaciones derivados del ensayo se compararon con las estimaciones de modelos matemáticos en las mismas poblaciones para evaluar la plausibilidad de las estimaciones basadas en el ensayo. Resultados: Las estimaciones de incidencia derivadas del ensayo fueron de 1,1% (IC 95% 0,2 a 2,0) entre los HSH, el 0,4% (IC 95%: 0,1 - 0,8) entre los garífunas y 0% (IC 95% 0 - 0,01) entre las trabajadoras sexuales. Las estimaciones de incidencia según los modelos fueron similares al 1,03% entre los HSH, 0,30% entre los garífunas, y 0,23% entre las trabajadoras sexuales. Discusión: La incidencia del VIH fue mayor entre los HSH en Honduras, más bajo entre las trabajadoras sexuales, y similar a la incidencia modelada en estos grupos. Se necesita con urgencia para la población HSH programas hechos a la medida para la prevención, la atención y el tratamiento. El apoyo continuo a los programas de prevención existentes para las trabajadoras sexuales y los garífunas son recomendables.

******
Wang SJ, Lai PY, Liou SY, Ko WC, Ko NY. Experiencia en asistir a un paciente homosexual infectado por sida y su pareja para tomar la decisión de no usar medidas heroicas en la etapa terminal de la enfermedad. [Experience Assisting an AIDS-Infected Homosexual Patient and His Same-Sex Partner Make a Do-Not-Resuscitate Decision]. [Artículo en Chino] Hu Li Za Zhi. 2012 Oct;59(5):97-102.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23034554

La familia juega un papel importante en el proceso de escribir instrucciones anticipadas para la etapa terminal de los pacientes. Los hombres homosexuales infectados con VIH a menudo desean autorizar a su pareja íntima del mismo sexo o a amigos, en lugar de a miembros cercanos de la familia para tomar decisiones médicas en su nombre. Aunque el matrimonio homosexual es ilegal en Taiwán, los pacientes homosexuales infectados por el VIH pueden escribir las instrucciones anticipadas nombrando a su pareja para ser el sustituto que tome las decisiones médicas de fin de vida. Este caso describe una experiencia en que se ayuda a un paciente homosexual con VIH a escribir sus instrucciones anticipadas. La enfermera ayuda al paciente y a su pareja a tomar la decisión por voluntad propia de no reanimar. Las conferencias familiares para discutir las decisiones del paciente con respecto a la reanimación ayudaron a legitimar el papel principal de la pareja en la toma final en su nombre de las decisiones médicas sobre su vida útil. Como defensoras de los derechos de los pacientes, las enfermeras deben entender la ley en lo que respecta a la homosexualidad y a la toma final de decisiones de la vida útil, informar a los pacientes sobre el poder duradero de la autonomía, y ayudar a ejecutar sus instrucciones anticipadas.

******
Goltz HH, Coon DW, Catania JA, Latini DM. Estudio piloto del riesgo de VIH e ITS entre hombres que tienen sexo con hombres que usan medicamentos contra la disfunción eréctil: Desafíos y oportunidades para los médicos sexólogos. (A Pilot Study of HIV/STI Risk among Men Having Sex with Men Using Erectile Dysfunction Medications: Challenges and Opportunities for Sexual Medicine Physicians.) J Sex Med. 2012 Oct 4.

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1743-6109.2012.02943.x/abstract

Introducción: Una literatura creciente sugiere que existen relaciones entre los medicamentos para la disfunción eréctil (MDE, v.g., Sildenafilo,Viagra) y el comportamiento sexual de mayor riesgo entre hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Aún quedan preguntas sobre el uso de los MDE y afines para el riesgo de VIH e infecciones de transmisión sexual (ITS) entre HSH mayores, particularmente aquellos de 40 años y más, para quienes los MDE pueden estar justificados médicamente. Objetivo. Este estudio piloto exploratorio analiza la relación entre los MDE y el comportamiento sexual de riesgo en una muestra de HSH con MDE que asisten a lugares históricos de actividad sexual (i.e., bares y discotecas gay). Métodos: Se analizaron 139 encuestas anónimas de HSH. Las relaciones bivariadas fueron examinadas. Se ajustó un modelo de regresión logística múltiple para determinar predictores de tener coito anal desprotegido (CAD) en la última medicación, utilizando variables identificadas como asociadas significativamente con el CAD en los análisis bivariados. Los posibles predictores fueron ingresados en el modelo por etapas. Principales medidas de resultado. La medida primaria de resultado fue la participación en el CAD durante la última medicación. Resultados. Los HSH que participaron en el estudio oscilaban entre 27 y 77 años, con un promedio de 52,0 años (desviación estándar = 10,73 años). Estos participantes fueron principalmente HSH mayores; menos eran HSH más jóvenes (12,12%), menores de 40 años. Los participantes que informaron haber practicado el CAD en la última medicación (N = 41) fueron significativamente más jóvenes (P menor que 0,01). Los hombres que visitaron bares en los últimos 6 meses informaron menos CAD (P menor que 0,01). Ambas variables fueron predictores independientes del CAD en el modelo de regresión logística (P menor que 0,01). Conclusiones: Al igual que los informes de los HSH más jóvenes, nuestros resultados sugieren los HSH mayores con MDE y reportes de CAD también son usuarios de drogas recreativas. Se incluyen recomendaciones para urólogos y otros médicos sexólogos que brindan tratamiento a HSH que podrían estar en alto riesgo de contraer VIH y/o ITS a causa de la combinación de MDE y el uso de drogas en los clubes.

******
Brian J. Morris, Ronald H. Gray, Robert C. Bailey, Catherine A. Hankins, Aaron A.R. Tobian, Helen J. Weiss, Jeffrey D. Klausner, Daniel T. Halperin, Thomas C. Quinn, Xavier Castellsague, y Thomas E. Wiswell. Bienvenida a la nueva política sobre la circuncisión. (New Circumcision Policy Welcomed.) Pediatrics 2012; 130: E-Letter 54408

http://pediatrics.aappublications.org/content/130/3/e756.full/reply#pediatrics_el_54408

Felicitamos al Grupo de Trabajo de la Asociación Americana de Pediatría (AAP) sobre la circuncisión por concluir que “los beneficios de la circuncisión masculina en recién nacidos son mayores que los riesgos”. Una de las ventajas de la nueva declaración es que está basada en evidencia científica, conservadora y no prescriptiva. La política mantiene el equilibrio de derechos y responsabilidades entre cada niño, sus padres y la sociedad en general. Mientras que el grupo de trabajo considera evidencia hasta principios de 2010, más pruebas de los beneficios de la circuncisión se han acumulado desde entonces. Esto incluye el seguimiento de los resultados de los grandes ensayos controlados aleatorios, lo que sugiere 76% de protección contra el VIH (lo que la hace tan eficaz como la vacuna contra la gripe) y 98% de protección contra las lesiones planas del pene causadas por el virus del papiloma humano (VPH) de alto riesgo. Los meta-análisis indican que la circuncisión provee el 73% de protección contra el VIH en hombres que practican relaciones sexuales exclusivamente insertivas con hombres, disminuye el riesgo de virus oncogénicos como el VPH en un 57%, y que la fimosis, la balanitis y el esmegma aumentan el riesgo de cáncer de pene 12, 4 y 3veces, respectivamente. Si bien el grupo de trabajo tomó nota de la importancia de la circuncisión de los recién nacidos en la protección del riñón pediátrico vulnerable a infecciones bacterianas comunes en la infancia, la protección contra las infecciones de las vías urinarias continúa durante toda la vida. Un análisis de todas las condiciones que la circuncisión protege, frente a los beneficios, excede los riesgos encontrados por un margen sustancial, generando un número cercano al doble. Un estudio de la Universidad Johns Hopkins estima que si la circuncisión infantil disminuyera del 79% al 10%, los gastos médicos en los EE.UU. aumentarían en más de $ 4.4 millones de dólares en 10 cohortes de nacimientos anuales, lo que supone un gasto extra de $407 por varón y $43 por cada mujer en cada circuncisión infantil no realizada. Si bien es cierto que “el procedimiento tiene el menor riesgo quirúrgico y la mayor acumulación de beneficios para la salud si se realiza durante el período de recién nacido” y que “los varones recién nacidos que no están circuncidados al nacer son mucho menos propensos a elegir la circuncisión en la adolescencia o en la adultez temprana”, otros obstáculos importantes han sido identificados cuando la circuncisión es postergada. Los argumentos de los opositores de la circuncisión han sido refutadas como lo ha hecho una declaración de política sobre la circuncisión masculina infantil en Australia. Apoyamos las recomendaciones de la AAP, incluyendo una mejor formación, el acceso universal, el suministro de información objetiva precisa a los padres, el uso de la anestesia efectiva, y el reembolso de terceros.

******
Amico KR. La adherencia a la quimoprofilaxis preexposición: el puente conductual de la eficacia a la efectividad. (Adherence to preexposure chemoprophylaxis: the behavioral bridge from efficacy to effectiveness.) Curr Opin HIV AIDS. 2012 Sep 7.

http://journals.lww.com/co-hivandaids/Abstract/publishahead/Adherence_to_preexposure_chemoprophylaxis___the.99720.aspx

Objetivo de la revisión: Los avances notables en el uso de medicamentos antirretrovirales en la prevención de la infección por el VIH están recibiendo una merecida gran atención. Los factores conductuales y socioculturales que contextualizan el estudio del uso del producto o de la profilaxis preexposición (PrEP, por sus siglas en inglés) son relativamente poco conocidos. Teniendo en cuenta que la PrEP es una intervención bioconductual, optimizando el impacto potencial de la PrEP en la salud individual y pública requiere una mejor comprensión de los aspectos del comportamiento de adherencia a la PrEP. Este estudio desglosa los resultados disponibles de los ensayos clínicos, que sugieran un programa conductual para la investigación y la práctica. HALLAZGOS RECIENTES: El uso del producto difiere dramáticamente, tanto dentro como entre los ensayos de PrEP recientes; sin embargo, han surgido numerosos problemas con la medición del uso. Factores que influyen en el uso o la adherencia no han sido bien identificados, y seguirán centrándose en factores individuales y discretos. En la actualidad, la ejecución y el uso cíclico de la PrEP de etiqueta abierta son desconocidos, pero se encuentran bajo investigación en una serie de proyectos de demostración y de etiqueta abierta. RESUMEN: La investigación para identificar métodos de evaluación del producto y el uso de la PrEP, los factores que influyen en los niveles individual y comunitario a nivel de captación del uso de la PrEP, el desarrollo de modelos integrales de protección de la salud sexual a través de múltiples estrategias disponibles en la actualidad, y las estrategias para dar mejor apoyo a la adherencia a la dosificación y los requisitos para la prueba de VIH son identificados como críticos en la agenda de investigación del comportamiento.

******
Mfecane S. ¿Pueden las mujeres ‘rechazar’ los condones? Dilemas de la negociación del uso del condón entre hombres que viven con VIH en Sur África. (Can women 'refuse' condoms? Dilemmas of condom negotiation among men living with HIV in South Africa.) Cult Health Sex. 2012 Oct 9.

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/13691058.2012.729159?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%3dpubmed&amp

Este documento describe los retos que los hombres que viven con el VIH experimentan para negociar el uso del condón con sus parejas sexuales. Después de dar un resultado positivo a la prueba del VIH, los hombres que participaron de este estudio asistieron a grupos de apoyo de personas que viven con el VIH. Allí se les enseña a comportarse “de manera responsable” mediante la adopción de medidas más seguras de sexo. Sin embargo, algunos hombres enfrentaron una fuerte resistencia de las mujeres sobre el uso de preservativos, en particular de las mujeres con las que habían estado involucradas sexualmente antes de la prueba de VIH. Este artículo explora las razones detrás del rechazo de los condones por las mujeres, centrándose específicamente en la naturaleza de las relaciones, la revelación de su estado serológico y las dinámicas de poder entre los géneros. El análisis de los resultados, que se extraen de un estudio etnográfico llevado a cabo durante 14 meses, indica que los esfuerzos de las mujeres para iniciar el uso del condón les permite desafiar la autoridad de los hombres en los asuntos sexuales y afirmar su propia agencia limitada --si bien exigen relaciones sexuales sin protección. Sin embargo, el rechazo de las mujeres de los condones se produjo en un vacío de conocimiento sobre su propio riesgo de VIH porque sus parejas masculinas no habían revelado su estado serológico antes de la proposición del uso de condones. Las intervenciones deben alentar a los hombres a revelar su estado serológico antes de iniciar el uso del condón con sus parejas sexuales. Por otra parte los hombres tienen que animar a sus parejas a ser abiertas acerca de sus necesidades sexuales.

******
David W. Purcell, Christopher H. Johnson, Amy Lansky, Joseph Prejean, Renee Stein, Paul Denning, Zaneta Gau, Hillard Weinstock, John Su y Nicole Crepaz. Estimando el tamaño de las poblaciones de hombres que tienen sexo con hombres en EEUU para obtener tasas de VIH y sífilis. (Estimating the Population Size of Men Who Have Sex with Men in the United States to Obtain HIV and Syphilis Rates.) The Open AIDS Journal, 2012, 6, (Suppl 1: M6), p. 98-107
http://www.benthamscience.com/open/toaidj/articles/V006/SI0065TOAIDJ/98TOAIDJ.pdf
http://www.benthamscience.com/open/toaidj/articles/V006/SI0065TOAIDJ/98TOAIDJ.htm

Antecedentes: Los CDC no han calculado previamente las tasas de enfermedad para los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), ya que no existe una fuente única y amplia de datos sobre el tamaño de la población. Para contribuir a la planificación de la prevención, los CDC desarrollaron un tamaño estimado de la población nacional para los HSH para calcular parámetros para el VIH y la sífilis. Métodos: Se realizó una búsqueda sistemática de la literatura e identificaron siete estudios que proporcionaron datos sobre el comportamiento homosexual en muestras representativas a nivel nacional. Los datos se agruparon en tres períodos de recordación y se combinaron usando procedimientos meta-analíticos. Se aplicó la proporción de hombres que reportaron conducta homosexual en los últimos 5 años en los datos del censo de Estados Unidos, para producir una estimación del tamaño de población. Se calcularon tres indicadores utilizando los datos de vigilancia sobre el VIH y las ETS y las razones de tasas en HSH del CDC, comparándolos con otros hombres y con las mujeres. Resultados: Se estima que la proporción de hombres que se dedican a la conducta homosexual diferían según el período de recordación: el año pasado = 2,9% (IC 95%, 2.6 a 3.2); últimos cinco años = 3,9% (3.5 a 4.4); nunca = 6,9 % (5.1 a 8.6). Las tasas sobre los 3 indicadores de enfermedad fueron mucho más altas entre los HSH que entre cualquiera de los otros hombres o mujeres (38 a 109 veces más alta). Conclusiones: La estimación del tamaño de la población de HSH nos permitió calcular las tasas para las métricas de la enfermedad y el desarrollo de las razones de tasas que muestran tasas mucho más altas entre los HSH que entre los otros hombres o mujeres. Estos datos mejoran en gran medida nuestra comprensión del impacto desproporcionado de estas enfermedades entre los HSH en los EE.UU. y ayudan con la planificación de la prevención.

******
Britt S. Livak, Nikhil G. Prachand y Nanette Benbow. Coito anal y riesgo del VIH entre mujeres heterosexuales de clase popular: Hallazgos de la vigilancia conductual del VIH en Chicago. (Anal Intercourse and HIV Risk Among Low-Income Heterosexual Women: Findings from Chicago HIV Behavioral Surveillance.) The Open AIDS Journal, 2012, 6, (Suppl 1: M6), p. 142-148

http://www.benthamscience.com/open/toaidj/articles/V006/SI0065TOAIDJ/142TOAIDJ.pdf
http://www.benthamscience.com/open/toaidj/articles/V006/SI0065TOAIDJ/142TOAIDJ.htm

Antecedentes: El sexo anal (SA) es una vía muy eficaz para la transmisión del VIH que no ha sido bien dilucidada entre mujeres heterosexuales. Las mujeres heterosexuales que viven en zonas urbanas empobrecidas en los EE.UU. están en mayor riesgo de adquirir el VIH. Nuestro objetivo es describir las tasas de SA y características asociadas con la influenza aviar entre las mujeres heterosexuales en alto riesgo de contraer el VIH que viven en Chicago. Métodos: El Departamento de Salud Pública de Chicago llevó a cabo una encuesta de mujeres heterosexuales durante 2007 en el marco del Sistema Nacional de Vigilancia de Comportamiento del VIH. Un muestreo de lugares, basado en el tiempo por lugar, se utilizó para seleccionar los participantes de lugares en zonas de alto riesgo (secciones censales con altas tasas heterosexuales de SIDA y pobreza del hogar). Las participantes elegibles fueron entrevistadas anónimamente y recibieron una prueba de VIH. Resultados: En total, 407 mujeres heterosexuales fueron entrevistadas. Setenta y una (17%) mujeres informaron tener sexo anal en los últimos 12 meses, con 61 de los 71 (86%) que informaron, sin protección. En el análisis multivariado, las mujeres que practican el sexo anal tuvieron más de tres veces más probabilidades de tener tres o más parejas sexuales en los últimos 12 meses (OR = 3,27, IC 95%: 1,53 a 6,99). El sexo anal también se asoció de forma independiente con un diagnóstico de ITS en los últimos 12 meses (2,13, IC 95%: 1.6 a 4.26), y tener relaciones sexuales por primera vez antes de la edad de 15 años (2,23, IC 95% 1,28-3,89). Conclusión: El sexo anal heterosexual se asocia a numerosos comportamientos de alto riesgo, incluyendo un mayor número de parejas sexuales, el diagnóstico de infecciones de transmisión sexual y edad más temprana en la primera relación sexual. La combinación de los factores de riesgo que se encuentran asociados con el llamado de alerta para los nuevos servicios de prevención adaptados a las necesidades de las mujeres y las niñas que viven en la pobreza.

******
Vermund SH. Modelamiento de intervenciones para medir el impacto de la epidemia de VIH en África. Comentario sobre el impacto epidemiológico del gel tenofovir n la epidemia de VIH en Sud Africa. (Modeling interventions to assess HIV epidemic impact in Africa. Comment on Epidemiological impact of tenofovir gel on the HIV epidemic in South Africa.) J Acquir Immune Defic Syndr. 2011 Oct 1;58(2):121-4.

http://journals.lww.com/jaids/Fulltext/2011/10010/Modeling_Interventions_to_Assess_HIV_Epidemic.1.aspx

A mediados de 2011 se cumplen 30 años de los primeros reportes de sida. Muchos científicos que trabajaron en el campo del VIH y sida en la década de 1980 lo hicieron porque sus disciplinas profesionales eran cónsonos con los desafíos que enfrentan en el descubrimiento del VIH, al igual que en las células T, los inmunólogos, retrovirólogos, oncólogos, científicos conductuales, clínicos de enfermedades infecciosas, enfermeras, y epidemiólogos. Otros fueron trasladados a estudiar VIH debido a sus experiencias clínicas personales con la enfermedad. Muchos de nosotros que cuidaba de los pacientes moribundos en la era pre-antirretroviral todavía nos sentíamos fortalecidos por los conocimientos epidemiológicos del día en que seamos capaces de prevenir la infección por el cambio de comportamiento y el descubrimiento científico.

******
La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. (Ejercito Negro Makhnovista, Ucrania, 1923).